• 18/abril/2019 •

Actualización

Actualización

Mauricio Gallardo Castro
#Author #Consulting #Business / #BYU#Contents

<b>Mauricio Gallardo Castro</b><br>#Author #Consulting #Business / #BYU#Contents

Mauricio Gallardo Castro
#Author #Consulting #Business / #BYU#Contents

Dado que las exigencias más evidentes en un contexto global están demostrando una profunda y práctica necesidad de modernización, lo propio es dar un vistazo a cómo se han ido desarrollando algunos de los proyectos más emblemáticos y atractivos de las dos últimas décadas, economía y tecnología asociada. Dice además de la enorme oportunidad que hay en el camino en cuanto a nuevas formas de cómo desenvolverse en una dinámica totalmente distinta y sobre todo, con fuertes rasgos de productividad. Esto es a lo menos una buena manera de dar cuenta que el mundo y sus lógicas políticas del nuevo siglo hacen del presente una aliada más que ideológica, sentido futuro.

La tecnología por un lado, hablando desde la lógica más precisa como cuantitativa y al mismo tiempo considerado como gran impulsor sobre modernización frente a las economías encontrándose con el ideal de escenario, puede asociarse con mayor exactitud. Donde no hay espacios de tiempos para darse lujos burocráticos que, en el menor de los casos, crea incomodidades sinceramente preocupantes. En este mercado donde el principal medidor es la fuerza laboral, se confía en el corto plazo que a lo menos, deja en evidencia el alcance de las políticas que le acompañan y que a decir verdad, al encontrarse con tal realidad lo menos conveniente es buscar explicaciones de total gusto local.

Pero no todo es crítico, es decir, si nos adentramos en este ambiente de la modernización como otro aspecto que encierra el concepto de nueva sociedad, nos damos cuenta de la enorme oportunidad que tenemos frente a nuestros ojos. Ni la lejanía geográfica, ni el tipo de acceso al conocimiento, son excusas para advertir un bajo consenso en cuanto a madurez social como también productiva. Aunque, por lo pronto, deben plantearse algunas preguntas, tales como ¿es esto otro motivo para sobre exigirse o alterar metodologías legales dentro de lo que llamamos sociedad económica? ¿Qué grado de entendimiento se revelará a través del tiempo si aprovechamos al máximo tales herramientas? ¿Bajo qué prismas se darán las nuevas políticas sociales para aceptar claras realidades de avance en cuanto a beneficios básicos dentro del ámbito ético y moral? Por cierto que se encontrarán observaciones tanto a favor como en contra sobre este asunto, sin embargo, eso no decide si un futuro consenso pueda acusar más detalles.

Flexibilidad Laboral

Un aspecto que está tomando fuerza. Decimos que para lograr una mayor productividad se necesitan capacidades especiales para tal fin, sin embargo, se apuesta del mismo modo con una dedicación mayor a tal especialidad u oficio. La alternativa ya se asoma con algo de atractivo ya que la flexibilidad laboral es una asunto que se debe evaluar con mayor seriedad dentro de un ambiente más moderno y con nuevas tecnologías disponibles que hoy por hoy facilitan de un modo mucho más reconocible la labor comprometida.

Complemento Educativo

Era evidente que los cambios ya están a la vista. El modo de aprendizaje, la disponibilidad de información instantánea y la facilidad de capacitación. Han demostrado que la variabilidad profesional ya no es una desafío demasiado difícil, más bien, un asunto que, de buenas a primeras, potencia con claridad que la opción de educarse en asuntos técnicos como de mayor responsabilidad, van de la mano con una productividad activa. Tal fenómeno no era posible desde ya hace una par de décadas, lo que demuestra que para convertir la fuerza laboral en un bien significativo, la tarea es mucho más cercana.

Infraestructura

Parte de la modernización son los espacios que se disponen para fines comunes. Ello obedece sin duda a una nueva propuesta, no solo refiriéndonos a la calidad de la labor, más bien, a la capacidad que se ve involucrada y que es más notorio a través del tiempo. Esa lógica se atribuye a la modernización de la industria en general, vale decir que para entenderse en una actualización más acorde a las exigencias de hoy tanto dentro como fuera de nuestras organizaciones, la forma como se promueve el rendimiento, dice de cómo se asimilan los reales beneficios.

Consenso

Para crear proyección real, se necesitan confiables bases, esto invita a reflexionar sobre la importancia que tienen los participantes dentro de una organización. Vale de decir que la actitud dentro de ello es símbolo suficiente para lograr lo que a propósito de objetivos por cumplir se trata. Hablamos de consensos, esa característica que es propia de una buena actitud dentro de todo lo que esté disponible para una bien entendida puesta en marcha. Con cierto celo se puede entender esto como una complementación más que contractual, una relación interpersonal formalmente bien establecida, con el susodicho de captar mayores compromisos y destrezas.

Objetivos y Desarrollo

La oportunidad de desarrollarse individual y grupalmente es una de las tareas que trae mayor satisfacción, mayor aun cuando se trata de nuevas tareas y funciones que involucran tecnologías más actualizadas y con reconocimiento general tanto dentro como fuera de la organización. Este efecto empresarial está dando buenos resultados si por lo demás, es bien guiado y respaldado, tomándose además como parte de la profesión ejercida en la industria. Hoy es mayormente aceptable como vinculo de estudio y capacitación el que el bien común de mejoramiento mutuo sea una función no solo para las empresas, mucho más para sus recursos humanos.

La actualización es uno de los mayores desafíos hoy en día para cualquier industria, sin importar cuán grande o pequeña sea su organización. La demostración de que sus recursos estén bien direccionados, es característico de un bien entendido desde varios elementos y aspectos comprometidos. Asimilar correctamente esta función a través del tiempo, da resultados mayores a un simple elemento cuantitativo, más bien, de mejor calidad y mayores expectativas. La realidad invita a tomar este tema con más precisión, sino, objetividad. Por lo pronto, la manera de entenderse en este siglo, es un asunto con altos niveles de cooperación desde clientes internos como externos a la organización.

 

Mauricio Gallardo Castro
/WebDSign
@mgcconsultingcl

Relacionados: