• 22/noviembre/2009 •

Alan García? Pisco!!

<b>Loreto Ibañez Fontan</b><br>Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Magíster en Persuasión, Propaganda y Manipulación de Masas. Ha trabajado en varios medios de prensa, principalmente en Televisión. Como discípula de importantes escritores de la talla de Pía Barros, Pablo Simonetti y Andrés Rojo, ha ganado varios concursos Literarios, en un género que ella misma define como "realista y pornosoft... la realidad oculta que cada uno de nosotros lleva dentro".

Loreto Ibañez Fontan
Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Magíster en Persuasión, Propaganda y Manipulación de Masas. Ha trabajado en varios medios de prensa, principalmente en Televisión. Como discípula de importantes escritores de la talla de Pía Barros, Pablo Simonetti y Andrés Rojo, ha ganado varios concursos Literarios, en un género que ella misma define como "realista y pornosoft... la realidad oculta que cada uno de nosotros lleva dentro".

«Si los envidiosos volaran, pasaría nublado»

(Refrán Popular)
«Alan Gracía dedicado a nublar los cielos del Perú»
(Respuesta de Loreto Ibánez)

Si en mi artículo anterior, decía yo que las vacaciones eran asunto de primera necesidad, era lógico que fuera yo misma quien diera respaldo a tal teoría. Por eso, y harta de la contingencia nacional y los mareos y jaquecas que ella me provoca, decidí escapar de mi adorado Chile y emprender una aventura nunca antes imaginada… partí rumbo a Porto Seguro, Brasil, país donde todo el mundo habla bien de todo el mundo.

Pero como mi idea era escapar de la civilización, me convertí en tripulante de un velero de bandera Chilena y comencé una navegación sin destino claro… El capitán del Shenu, junto a los suyos, una vez a bordo, decidieron que el rumbo sería «donde nos llevaran las velas».

Pero no bastó más que una travesía de dos días, para que, recién atracado el Shenu en Camamú, la radio de nuestra nave hiciera conexión con un velero de bandera peruana… Hasta ahí llegaron mis vacaciones, pues fue de ese modo que me enteré de las últimas declaraciones del Presidente del Perú, Alan García!!!!

Advierto que Camamú, se ubica geográficamente a 12 grados con 3 minutos de latitud sur y !Oh qué impresión! cuando el capitán del Shenu, me comentó a modo de anécdota que tal ubicación es prácticamente exacta a la de Lima… obviamente que, como chilena, y hasta la coronilla de insultos, como el inolvidable titular del Diario La Razón «Bachelet Conchuda», que a mucha honra y mucha Patria, con toda modestia me encargué de responder, lo primero que quise fue partir hacia Lima, ya no para usar los dedos sobre un teclado a modo de defensa nacional; mi deseo hubiese sido mirar directamente a los ojos a Alan García y decirle en su cara:

-¿Asi «puis» Alan que mi Chile es una «republiqueta»?

-¿Asi «puis» que mi Presidenta Bachelet es una vecina envidiosa?

Sin embargo, navegando perdida en el Shenu, según me dijo el capitán, para llegar a Lima la travesía marina tardaría un par de meses, ya fuera por el Canal de Panamá o por el Estrecho de Magallanes… me quedé con la ganas de mirar a Alan García directo a los ojos, pero desde aquí, incluso tratándose del más brutal atentado contra mis vacaciones, no me quedó más que encontrar el único cyber café de Camamú para decirle a tal señor que si acaso a tan corta edad, ya está sufriendo los primeros síntomas de demencia senil…

-¿Así «puis» Alan que ya olvidaste los escándalos de corrupción ocurridos durante tu anterior Gobierno?

-¿Asi «puis» Alan que aún no te enteras de la baja popularidad que te abruma?

Pero hablando en serio Alan García ha impulsado sucesivas acciones para crear tensión. La demanda ante La Haya, su afán por presentar a Chile como un país belicista -aunque, a diferencia de Perú, no ha tenido ninguna guerra desde la de 1879- y la forma como manejó el caso espionaje muestran su interés por escalar tensiones.

En su momento Chile puso paños fríos al asuntodel ex agregado naval peruano, acusado de espiar este año en nuestro país. Y mientras Chile apoyó activamente el ingreso de Perú a APEC, García insiste en presentarnos como nación en plena carrera armamentista.

Y es ahí donde se presenta lo que parece la «nueva versión sudaca de la Leyes de Murphy», pues la realidad indica que Chile ha dado residencia legal y trabajo a decenas de miles de peruanos indocumentados; las inversiones chilenas en Perú han ayudado a la recuperación de esa tan alicaída economía; empresarios chilenos han invertido más de siete mil millones de dólares en el país vecino y empleado a quince mil peruanos en su propio país.

La pregunta es entonces del reconocido escritor italiano Umberto Ecco: ¿Es Real la Realidad?

No sé cuál es la realidad que estará viviendo Alan García para hacer declaraciones tan de «conventillo». Me pregunté incluso si valía la pena invertir el artículo defensor de «Bachelet Conchuda: !A mucha honra!» por algo así como «García conchudo y sin pelotas», pero no, aunque García me haya fregado y refregado las vacaciones, los chilenos somos educados y afables, por lo que desistí de caer en tan grosero juego… fue entones cuando le pedí al cocinero del velero que me preparara un pisco sour doble para brindar a la salud de mi Chilito lindo. Pero reconozco y asumo que casi me muero de envidia cuando me preguntó:

-El pico sour doble ¿chileno o peruano?… recordé la «guerra del pisco» hace unos años, que también fue tema de portadas entre ambos países… ¿quieren saber qué respondí?…

Bajé la cabeza, rendida, entregada (todos sabemos que el pisco es peruano, y que la mejor preparación del sour es también de esa nacionalidad), así que, con voz bien bajita, humilde, educada -tan educada como la de los hermanos peruanos que residen en nuestro país- dije:

-Obviamente que peruano señor, mire que ese es el único y verdadero pisco sour que existe… pero justo cuando me aprestaba a dar el primer sorbito, para mis adentros, en lo más «dark» de mi «B side», no puede evitar un imaginario brindis con Alan García:

La escena de mi lúdica defensa patria bien pudo ser así… Alan y yo, cada uno con su copa. Él me decía «Salud <puis> porque el pisco es peruano», a lo que yo respondía «Salud Alan, mira que yo ya lo sé… Y estoy segura que en La Haya ,será lo único que les reconozcan.

Juré que ese sería el último pisco sour de mi vacaciones… desde ahora en adelante bienvenidas caipiriñas!!!

Desde Ilha Grande Do Camomú, Brasil

Loreto Ibáñez Fontan.

Publicado: 23/11/2009

Relacionados: