• 21/septiembre/2009 • Sociedad
A- A A+

Anticoncepción de emergencia: Un buen examen en época electoral

<b>Helena Olea</b><br> Abogada de la Universidad de los Andes, Bogotá, Colombia. Especialización en Derecho Constitucional en la Universidad de los Andes, Bogotá, Colombia. Maestría en Derecho del Center for Civil and Human Rights, Law School, University of Notre Dame, Indiana, Estados Unidos. Candidata a Doctora del Center for Civil and Human Rights, Law School de la misma universidad. Trabaja en Corporación Humanas como responsable del litigio internacional y de investigaciones sobre justicia. En la Universidad Diego Portales es la profesora de la Clínica de Migrantes, y dicta cursos en la facultad de Derechos y en Ciencias Sociales. Tiene publicaciones sobre derecho internacional de los derechos humanos y migraciones.

Helena Olea
Abogada de la Universidad de los Andes, Bogotá, Colombia. Especialización en Derecho Constitucional en la Universidad de los Andes, Bogotá, Colombia. Maestría en Derecho del Center for Civil and Human Rights, Law School, University of Notre Dame, Indiana, Estados Unidos. Candidata a Doctora del Center for Civil and Human Rights, Law School de la misma universidad. Trabaja en Corporación Humanas como responsable del litigio internacional y de investigaciones sobre justicia. En la Universidad Diego Portales es la profesora de la Clínica de Migrantes, y dicta cursos en la facultad de Derechos y en Ciencias Sociales. Tiene publicaciones sobre derecho internacional de los derechos humanos y migraciones.

En un tiempo record de dos semanas, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley sobre “información, orientación y prestaciones en materia de regulación de la fertilidad” presentado por el gobierno el 30 de junio. Con esa iniciativa se busca resolver la situación creada con el dictamen de la Contraloría de junio de 2009 relativo al alcance del fallo del Tribunal Constitucional de abril de 2008 que eliminó la anticoncepción de emergencia de la oferta disponible en el sistema público de salud. El proyecto ya fue discutido en la Comisión de Salud del Senado, y ahora se encuentra para ser discutido y aprobado por la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia del Senado.

Se trata de un proyecto de ley simple que establece en cuatro artículos el derecho de toda persona a recibir educación, información y orientación en materia de regulación de la fertilidad; que debe contemplar todas las alternativas disponibles, y entregarse verbalmente y por escrito. También se establece el derecho a elegir libremente el método de regulación de la fertilidad, y la obligación del Estado de garantizar dichos derechos. Finalmente, el proyecto de ley enumera los métodos anticonceptivos disponibles incluyendo, la anticoncepción de emergencia. De esta forma, se estaría reabriendo la posibilidad legal de su distribución en el sistema público de salud.

La discusión y votación en el Congreso es una buena manera de ver y evaluar cómo trabajan los Diputados y Senadores. Esta es información valiosa y oportuna, sobre todo ahora con miras a las elecciones parlamentarias del 13 de diciembre. En un país donde un número significativo de los candidatos que se presentaron van a reelección, observar el funcionamiento del Congreso con respecto a este tema ofrece información útil sobre qué piensan los Senadores y Diputados sobre los derechos de las mujeres, y qué elementos consideran en su trabajo legislativo. Cómo piensan y cómo actúan nuestros representantes. Esta es información fundamental que todas las mujeres inscritas deben considerar antes de votar. Más que promesas electorales, hay que revisar lo que efectivamente han hecho.

En la discusión en las Comisiones de Salud de Cámara y Senado participaron representantes del gobierno, de las iglesias, académicos, organizaciones de la sociedad civil, y organizaciones profesionales. Fue un esfuerzo importante por considerar todas las opiniones, hubo espacio para la discusión científica, opiniones profesionales, argumentos religiosos y argumentos relativos a derechos. El debate fue amplio y por ello la decisión que de allí salga debiera zanjar la discusión de una vez por todas. Ahora falta ver el debate constitucional en el Senado: qué entendemos, qué dice la Constitución. La duda que fundamentó la decisión del Tribunal Constitucional ¿está resuelta? La decisión de abril de 2007 ¿resolvió el tema de una vez y para siempre? Grandes preguntas para el constitucionalismo chileno, cuyas respuestas observamos atentas.

El proceso legislativo en torno a esta ley genera más preguntas interesantes. Por ejemplo, cuánto se tardará la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia en estudiar y aprobar el proyecto legislativo, ¿entienden la importancia y prioridad del tema dentro del trabajo legislativo? La segunda inquietud, es si los diputados del Frente por la Vida quedarán tranquilos con la decisión de esta Comisión, o si por el contrario, y si el proyecto de ley es aprobado en el Senado, volverán a presentar un requerimiento al Tribunal Constitucional porque dudan de la constitucionalidad de toda norma que permita la anticoncepción de emergencia, como ya lo anunciaron los Diputados Melero y Cristi.

Algunos de los Diputados que apoyaron el requerimiento anterior, luego del fallo del Tribunal Constitucional, se declararon arrepentidos. ¿Cuánto les durará este arrepentimiento? ¿Apoyarán un nuevo requerimiento ante el Tribunal Constitucional?

¿No lo harán antes de las elecciones parlamentarias, pero lo harán luego de éstas, si el trámite ante el Senado se demora más de lo esperado y se aprueba luego de las elecciones? ¿Qué les dice a los electores que los Diputados de derecha médicos aprueben el proyecto legislativo? Por qué quienes tienen formación científica médica entienden los reales efectos del fármaco, y los diputados que no pisaron una escuela de medicina o de biología, les asaltan dudas. Son dudas científicas o ¿están disfrazando su posición religiosa en argumentos científicos e intentando imponérnosla a todos? Parece que para algunos de los representantes al Congreso chileno no hay discusión científica que valga, la duda religiosa empaña su razonamiento.

Todas estas son preguntas oportunas acercándose el periodo electoral. Elegimos a quienes nos representan, por ello debemos tomarnos el tiempo y el trabajo de recordar cómo han trabajado. La anticoncepción de emergencia es una buena prueba de cómo entienden su rol como Diputados y Senadores. Cuando firman un requerimiento o votan, lo hacen ¿con fundamento en su conciencia, o en sus electores y electoras? Todas estas preguntas válidas para un periodo electoral que apenas comienza.

Helena Olea.

GD Star Rating
loading...

Relacionados:

Promesas electorales para las mujeres

Promesas electorales para las mujeres

En época de campañas electorales estamos acostumbrados a que nos pidan el voto. A cambio de qué. Para algunos la lealtad partidaria prima sobre todo lo demás. Para otros el (Más...)
19 Oct 2009