• 11/mayo/2020 •

Anticoncepción en cuarentena

<b>Marcelo Flores</b><br>Gerente general de Laboratorio Gedeon Richter Chile

Marcelo Flores
Gerente general de Laboratorio Gedeon Richter Chile

En medio de la pandemia, hemos visto en la prensa hablar sobre un posible aumento de embarazos de aquí a fin de año producto del confinamiento, medida aplicada en algunas comunas y ciudades para evitar al máximo la propagación del Covid-19.

En relación a lo anterior, me parece importante que como sociedad elevemos el nivel de la conversación en cuanto a derechos sexuales y reproductivos de las y los chilenos, además de los recursos que éstos hoy tienen a mano para tomar sus propias decisiones en cuanto a sus conveniencias y eventuales escenarios.

En ese sentido, resulta relevante recordar que en Chile desde el año 2009 rige la Ley 20.418 que fija las Normas sobre Información, Orientación y Prestaciones en materia de regulación de fertilidad, la cual pretende fomentar la educación sexual y reproductiva como un derecho connatural a la  persona, quien debiera por ejemplo estar al tanto, entre otras cosas, que dicha legislación permite la distribución y el acceso de la pastilla del día después, tanto en el sistema público o privado, a toda mujer que la requiera luego de una relación sexual desprotegida.

La pastilla de anticoncepción de emergencia o PAE, como se le llama en el sector químico farmacéutico, se entrega gratis en cualquier consultorio o Cesfam del país, mientras que en el sistema privado se encuentra bajo su nombre comercial original Escapel 1 o Escapel 2 y puede ser comprada en toda farmacia –o por internet para que la lleven a la casa- sin receta médica desde el 2015, gracias a un decreto publicado por el Instituto de Salud Pública y que de seguro motivó el aumento de su uso 13 veces más desde 2009.

Marcelo Flores
Gerente general de Gedeon Richter Chile

Relacionados: