• 01/septiembre/2016 •

Aún es tiempo para invertir en renta fija local

<b>Daniel Orellana</b><br>subgerente de Inversiones de Zurich Administradora General de Fondos (AGF).

Daniel Orellana
subgerente de Inversiones de Zurich Administradora General de Fondos (AGF).

Muchos inversionistas se preguntan si todavía existen alternativas en la renta fija nacional, tomando en cuenta el contexto en que recientemente el Banco Central decidió mantener en 3,5% la Tasa de Política Monetaria (TPM), y al mismo tiempo descartó la perspectiva de un aumento de tasas a futuro, sesgo alcista que había mantenido con distinta intensidad desde octubre del año pasado.

Si bien la eliminación del sesgo alcista estaba dentro de las probabilidades que veía el mercado, los expertos se mostraron algo sorprendidos, porque sus apuestas estaban más bien centradas en que la señal vendría en el Informe de Política Monetaria (IPoM) que dará a conocer el Presidente del Banco Central en septiembre en el Congreso. Dado este escenario, ahora los instrumentos financieros comenzaron a moverse apostando a una eventual baja de la TPM durante los primeros meses del próximo año.

Tomando en cuenta los antecedentes mencionados anteriormente, desde la administradora de fondos mutuos entregamos argumentos a favor de la inversión en renta fija local que pueden servir de orientación.

Primero que todo, se debe considerar que el instituto emisor modificó levemente sus perspectivas de crecimiento para este año (PIB desde un 1,7% a un 1,8). En este sentido, y como anunciamos al principio, todo hace prever que el ente rector mantendrá su tasa de política en los niveles actuales, e incluso, tiene espacio para una reducción, que es a lo que apuesta el mercado financiero en general. Lo anterior dado que la inflación medida en doce meses volvió al rango meta después de varios períodos en que sobrepasó el 4%. Por otro lado, existe un fuerte apetito por instrumentos de deuda en el mercado local asociado al traspasos de miles de afiliados de AFP desde fondos riesgosos (fondo A y B) a más conservadores (fondo D y E), generándose una fuerte demanda por este tipo de activos. Además, la escasez de oferta de instrumentos de deuda ha provocado una caída en sus tasas generando importantes beneficios a aquellos partícipes de FFMM que han preferido este tipo de inversiones. Todo lo anterior, pareciera ser que se mantendrá durante los próximos meses de 2016.

 

Daniel Orellana,
subgerente de Inversiones de Zurich Administradora General de Fondos (AGF).

Relacionados: