• 29/julio/2010 •

Bajos resultados nacionales en matemática

<b>Carmen Birke L</b><br>Psicóloga, sede Puerto Montt, Universidad San Sebastián.

Carmen Birke L
Psicóloga, sede Puerto Montt, Universidad San Sebastián.

Los resultados del SIMCE 2009 revelaron lo que está ocurriendo en las salas de clases del país. Existen una serie de proyectos y políticas a nivel ministerial, que no necesariamente se traspasan a los estudiantes, ya que no se está trabajando como se debe para obtener buenos logros de aprendizaje en educación.

Los puntajes, especialmente en Educación Matemática, crearon alarma nacional, ya que demuestran que los alumnos no están aprendiendo lo que deberían. En un análisis de ellos se observa que sólo un 13% de los estudiantes de 8º Básico logran el nivel esperado para su curso, y un 62% no logra todos los aprendizajes que debiera tener un niño de 6º básico, es decir van dos cursos atrasados. En 4° Básico ocurre algo semejante, ya que sólo el 29% de los alumnos alcanza los resultados esperados, y el 37% se encuentra en nivel inicial.

Al respecto, surgen distintos estudios que señalan lo que el país debería hacer, los que analizan distintas variables, entre las que se mencionan la formación que reciben los profesores, la escasa capacitación y actualización profesional, la falta de incentivos, las bajas remuneraciones, el Estatuto Docente que promueve la inamovilidad funcionaria, la carencia de compromiso de la familia, el desconocimiento por parte de los padres de los logros de las escuelas, la resistencia a la evaluación del desempeño docente, la inequidad, los incentivos por años de servicio más que por calidad docente, entre otras.

Se suma a ello las grandes inversiones que se han hecho en los últimos años en Educación, cuyo monto de gasto por alumno, si bien sigue estando muy por debajo de otros países, ha sido muy elevado en relación a años anteriores. A pesar de ello, nuestros resultados siguen siendo sistemáticamente bajos.

El país ha buscado en modelos internacionales exitosos, respuesta a este problema. Entre las propuestas observadas existe una que es interesante de tomar en consideración y que se vincula con la calidad y la formación docente. Se parte de la premisa que los puntajes de ingreso a las Pedagogías son más bajos que en otras carreras, lo que está influido por el bajo prestigio y las magras remuneraciones del docente en el mercado laboral. ¿Qué han hecho algunas Universidades de modelos educativos exitosos? Ellos han salido hacia los establecimientos educacionales en busca de los mejores alumnos de los colegios y liceos para motivarlos a estudiar Pedagogía, de modo de lograr mañana, los mejores docentes. Les han ofrecido becas para sus estudios, les han garantizado trabajo al egresar de la carrera en establecimientos de calidad, y con buenas remuneraciones. Ello podría contribuir también, de lograr sistematizarse, a mejorar el prestigio de la carrera docente a nivel del país.

Es importante considerar que la responsabilidad de educar a nuestros hijos la queremos delegar en las mejores personas y que cuenten con la mejor formación posible. Si bien es fundamental que los profesionales más capacitados se ocupen de cuidar la salud de las personas, que los mejores construyan puentes, edificios y carreteras, no es menos importante que la educación de nuestros hijos, la sociedad del mañana, esté también en las mejores manos.

Carmen Birke.

Publicado: 29/07/2010

Relacionados: