• 23/abril/2019 •

Big data en su mejor momento

<b>Víctor Escobar</b><br>
Director del Departamento de Informática y Computación UTEM

Víctor Escobar
Director del Departamento de Informática y Computación UTEM

La industria chilena en los últimos 5 años ha comenzado a tener cambios radicales en sus modelos de negocios, ya que se han dado cuenta del nuevo valor que tienen los datos para la toma de decisiones. En este panorama, Big Data cumple un rol fundamental en el análisis de datos, pues cuenta con estas características más complejas, que de forma masiva permite procesarlos a una gran velocidad, provenientes de diferentes fuentes de datos, y a partir de ellos reducir los riesgos al momento de determinar cambios en una empresa.

Todo lo anterior trae consigo dar una mayor importancia al “DATO”, el cuál es almacenado en algún repositorio, para luego ser pre-procesado y así aplicar alguna técnica y ganar conocimiento del cual se puede obtener un valor agregado que permita generar nuevos procesos, servicios o productos, a través de modelos: predictivos, descriptivos o prescriptivos.

El crecimiento del Big Data, se debe a varios factores, pero el más importante es la madurez de las industrias chilenas que se han permitido descubrir nuevas oportunidades de negocios, utilizando fuentes de datos diversos y que llevaban mucho tiempo almacenados en la organización sin obtener un valor agregado sobre estos. Por lo cual, actualmente se habla de la industria 4.0 que trae nuevos desafíos.

Dentro de esta nueva revolución industrial, que está relacionada directamente con el impacto digital, donde el Big Data es un pilar fundamental, ya que es aquí donde las empresas comienzan a dar vida a la fabricación inteligente, y aparecen nuevas tecnologías como el Internet of Things, Inteligencia Artificial, la Tecnología Cognitiva o Smart City, en las cuales hay millones de elementos inteligentes conectados a través de Internet o algún Microchip, intercambiando datos para ser procesados analíticamente, para luego tomar una decisión.

Por todo lo anterior se puede decir que Big Data está en su mejor momento, ya que es el momento de dar el paso para crecer en investigación, sobretodo en transferencia tecnológica, por ejemplo en el área de la Agricultura de Precisión, según los expertos, en Chile solo el 5% de los productores utilizan alguna herramienta de este tipo, muy por debajo de otros países que están sobre 75%. Y así con otras áreas, con la existencia de datos masivos y dinámicos, como por ejemplo la astronomía, finanzas, deporte profesional, entre otras, se abre un espacio muy diverso, multidisciplinario que pudiesen generar nuevos nichos de negocios o de investigación aplicada.

Por otro lado, es el momento de automatizar procesos utilizando tecnologías de sensorización y sistemas de información más adecuados, que permitan una producción más eficiente y mucho más amigable con el medio ambiente.

Los esfuerzos de las industrias se deben focalizar en nuevas iniciativas analíticas, enfocándose en las redes sociales en las que se identifican los sentimientos que puedan expresar los usuarios con respecto a productos o servicios, y también en sus sitios web en que se orienta a la personalización y así determinar perfiles de usuarios, con sus preferencias comunes, solo con navegar en sus sitios o en sus canales de soporte, donde el foco está puesto, quizás, en la automatización de algunos procesos operativos o técnicos, como por ejemplo dar respuestas a los usuarios utilizando agentes inteligentes o ChatBot que permitan automatizar la atención de esos clientes internos o externos.

 

Víctor Escobar
Director del Departamento de Informática y Computación UTEM

Relacionados: