• 18/julio/2010 •

Casen derribó “blindaje” de la economía chilena

<b>Hugo Moraga Flores</b><br>Fac. Economía y Negocios Universidad Andrés Bello

Hugo Moraga Flores
Fac. Economía y Negocios Universidad Andrés Bello

La crisis económica mundial jugó un importante papel en el aumento de la pobreza mostrado por la última encuesta Casen. Durante el periodo 2006 al 2009 vivimos una de las mayores crisis que afectó a diversos sectores económicos y, por supuesto, a todos los hogares, independientes de su estrato social.

La pérdida del empleo por parte del jefe de hogar trae consigo la disminución del ingreso per cápita de todo su grupo familiar, es así como mientras algunos hogares cambiaron de estratos socioeconómicos (ABC1, C2, C3, D y E), muchos de los hogares pertenecientes a estratos socioeconómicos más bajos cayeron bajo la línea de la pobreza, la cual, de acuerdo al criterio utilizado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), se fija en $47.000.- per cápita.

Este aumento a un 15,1% de pobreza en Chile deja como un mero mito el llamado “blindaje” de la economía chilena, ya que al igual que otras naciones, no sólo nos afectó en la bolsa de valores o en nuestros índices de productividad, o proyecciones de crecimiento; sino que nos golpeó en la vida real de toda sociedad, a través de la perdida del empleo (casi 300.000 puestos en el país), lo que significa para muchos hogares la pérdida de su sustento.

Durante el 2010, el terremoto de febrero ha agudizado esta coyuntura y ha mostrado la fragilidad de nuestra economía. Pero no sólo es responsabilidad del Estado, ni de las empresas privadas el mantener estos magros índices de pobreza, sino de toda la sociedad. Todos deben aportar, recuperar la productividad y desarrollo que traíamos antes de la crisis y del terremoto, y más aún, mejorarlos. De esta forma seremos capaces de absorber una mayor cantidad de mano de obra y con mejores remuneraciones.

Hugo Moraga Flores.

Publicado: 18/07/2010

Relacionados: