• 26/marzo/2010 •

Chilenos estaremos más tristes

<b>Lucía Godoy</b><br>Psicóloga y académica de la Escuela de Fonoaudiología de la Universidad Andrés Bello.

Lucía Godoy
Psicóloga y académica de la Escuela de Fonoaudiología de la Universidad Andrés Bello.

Terremoto, tsunami, réplicas, reconstrucción de vivienda, pago de patentes, tacos, apagón. ¿Qué más falta? ¿Cómo sobrellevar este marzo particularmente estresante?

Sin duda que marzo del 2010 pasará a la historia como uno de los meses más complicados para los chilenos. Este mes pondrá a prueba la fortaleza, capacidades y personalidades de muchos.

Muchas personas están viviendo el momento más difícil de sus vidas. Estamos en marzo, pero la carga y estrés que hemos experimentado es prácticamente como situarnos ya en octubre.

El panorama es complicado, especialmente para aquellas personas que perdieron familiares o que vieron destruidas sus casas tras el terremoto del 27 de febrero. Quienes perdieron a un ser querido vivirán un luto de seis meses a un año.

Quienes sufrieron la pérdida de su hogar, en tanto, no podrán reponerse antes de los dos a tres años: Se sienten desamparados, perdieron su base de protección e independencia, donde dormían tranquilos. Por eso en los próximos meses aumentarán considerablemente los casos de depresión y angustia, los chilenos estaremos, efectivamente, más tristes.

Como psicóloga reconozco que es muy difícil proponer recomendaciones para que las personas puedan sentirse mejor ante este catastrófico panorama, pero sí detalla algunas recomendaciones que podrían considerarse para sobrellevar de mejor modo este período:

* Si se da la oportunidad, posponer o pedir alguna prórroga en el pago de algunas cosas que se concentran en marzo.

* No evadir la realidad, conversar y enfrentar la situación con su red de amigos y familiares.

* Llorar y admitir que se pasa por un período difícil es un buen comienzo.

* Acompañarse con familiares o seres queridos. Conversar con ellos, apoyarse, sentirlos cerca.

* Recurrir a terapias de relajación como escuchar música o flores de Bach, o si es necesario a medicamentos, pero siempre bajo prescripción médica.

Lucía Godoy.

 

Publicado: 26/03/2010

Relacionados: