• 05/agosto/2010 •

Cigarrillos electrónicos

<b>Ignacio Leiva</b><br>Periodista.

Ignacio Leiva
Periodista.

Fumé por casi 20 años, probé todas lasmaneras existentes para dejar de fumar sin conseguirlo definitivamente. Parches, chicles, el famoso Champix, hipnosis, fumarme cigarrillos seguidos hasta no querer más, pero nada dio resultado.

Una sola vez logré dejarlo por ocho meses, lo pase pésimo. No hubo un solo día que no lo extrañara, cada vez que sentía olor a cigarrillo era como sentir olor a asado sin haber almorzado. Finalmente recaí en el toxico vicio.

Todo eso duró hasta que conocí los cigarrillos electrónicos. Cuando escuché hablar de ellos por primera vez me dio hasta risa. ¿Pero como voy a aspirar vapor de agua? Imposible. Un buen día un amigo me dio a probar, y apenas aspire, me di cuenta que la cosa iba bien. Un sensación muy parecida a la de fumar, no exactamente igual, pero el sabor y el “raspado” de garganta era casi idéntico.

Mi mujer me regalo el aparatito, y yo, el más duro de fumadores me demoré sólo dos días en cambiar el hábito. Sé que son muy pocos los que tienen la suerte de lograr la transición tan rápido, pero de a poco fui conociendo a otras personas que fumaban muchísimo menos, apoyados por la tecnología, o de plano habían dejado el tabaco como yo.

Eso sucedió hace siete meses, y hoy, hasta me molesta el humo del cigarrillo normal. Un día decidí hacer la prueba de fuego. Probé un cigarro normal. Resultado: lo encontré asqueroso, un sabor horrible y una sensación en la garganta casi imperceptible.

Por fin logre liberarme del tabaco. Adiós alquitrán, monóxido de carbono y todas las porquerías asesinas que contiene el pucho tradicional. Sigo disfrutando de un buen cigarro, pero sin humo. Ya nadie me dice acá no puede fumar,ni continuo matándome y enfermando a mi entorno.

¿Ventajas? Todas. Recupere mi condición aeróbica, deje de hacerme daño, fumo donde quiero cuando quiero y sin matarme. Y como si fuera poco, gasto mucho menos.

Muchos dicen que dejar el cigarro de una vez es lo único que sirve. Yo lo intente todo y no pude. Hoy ya no fumo, “vapeo”. Claramente la tecnología amenudo nos sobrepasa, pero en algunos casos nos maravilla y asombra.


Ignacio Leiva.

Publicado: 05/08/2010

Relacionados: