• 16/agosto/2011 •

Cocinando Recuerdos

<b>Roberto Fantuzzi H</b><br>Roberto Fantuzzi es el actual presidente de Asociación de Exportadores de Manufacturas A.G (Asexma), cargo que ocupa por tercer período consecutivo tras ser electo democráticamente por los miembros de la Asociación.

Roberto Fantuzzi H
Roberto Fantuzzi es el actual presidente de Asociación de Exportadores de Manufacturas A.G (Asexma), cargo que ocupa por tercer período consecutivo tras ser electo democráticamente por los miembros de la Asociación.

¡¡¡Clank, Clank, Clank, Clank, Clank!!!… Es el sonido de un coro muy particular que hace una semana se ha instalado en algunos puntos estratégicos del país, a eso de las 21.00 hrs., para reclamar profundas reformas en el sistema educacional chileno, haciendo sentir su descontento.

Parece que si cierro los ojos y sólo me dejo llevar por el rítmico sonido del “clank, clank, clak”, puedo retroceder en el tiempo y recordar los ochentas cuando nuestro país sufría un momento mucho más complicado que ahora. Sin embargo, si los abro, veo una multitud de gente que más allá de su disconformidad, siente y ejerce su derecho a manifestarse de una forma mucho más libre que antes.

Grande fue mi sorpresa, cuando el primer día de esta manifestación mi apellido se convirtió en el tercer tema más comentado en una red social. La gente hizo la asociación directa de ollas con Fantuzzi y recordaba a la marca como si se tratara de una actual.

Me asombró gratamente cada uno de los comentarios que leí con recuerdos que las personas guardan respecto a la calidad de las ollas que fabricábamos, escribían con tanto cariño y fidelidad. Es realmente impresionante como después de tantos años la marca sigue recordándose.

Ese día, con mucho humor, recomendé utilizar ollas chilenas para los cacerolazos como una forma de impulsar el producto nacional. Más allá de querer hacer cualquier tipo de publicidad – ya no me serviría porque la marca no me pertenece hace mucho- lo que perseguía era que la gente conservara las tradiciones chilenas.

Ahora bien, me parece que estas movilizaciones son justas, la gente tiene derecho a expresarse, sobre todo en un tema tan trascendental y transversal como la educación. En lo que no estoy de acuerdo es en la violencia generada en algunas protestas y en lo que conllevan para pequeños empresarios y comerciantes o para los vecinos que viven en los al rededores.

El “clank, clank, clank” podrá mantenerse como símbolo de malestar a través del tiempo, pero tendremos que cuidar este tipo de manifestación para que no se desvirtúe. No vaya a ser que terminemos usando los sartenes Fantuzzi, cuando ya estemos fritos, o las bacinicas en caso de que quede la grande.

Roberto Fantuzzi H.

Publicado: 16/08/2011

Loreto Ibáñez Fontan, Editora General Columna Digital.

Relacionados: