• 03/marzo/2015 • Política,Sociedad
A- A A+

Corrupción: Reír para no llorar

Hernán Narbona Véliz
@hnarbona
periodismohnv.blogspot.com
Poeta, Escritor, Administrador Público y Licenciado en Relaciones Internacionales. Periodista Independiente, autor del libro "Crónica de Dos Siglos", 2010, Fondo Editorial Periodismo-Probidad

Si se abordan los fenómenos de corrupción extendida que se vive en Chile, a decir de esa frase cliché cursi de los medios oficiales,“incestuosa relación de la política y los negocios”, se puede comprobar que la política y la economía nunca fueron hermanas ni siquiera  primo-hermanas.

 Sus fuentes de legitimidad son diferentes: en la política la fuente del poder y la autoridad es la soberanía popular, depositada en los representantes elegidos a través del sufragio. En cambio, en la economía la fuente de legitimidad está en la capacidad de generar empresa. Es la iniciativa privada y el legítimo afán de lucro lo que mueve los países ocupando sus factores en procesos de generación de valor, mediante encadenamientos  productivos. Una economía sana opera con mercados de libre concurrencia y múltiples operadores. Esos mercados son fiscalizados para que los monopolios u oligopolios no proliferen. En Chile ni la política ni los negocios operan con arreglo a esos parámetros ideales.

La política y la institucionalidad esta cooptada por grupos minoritarios de personas poderosas que manejan el instrumento de la democracia representativa que son los partidos. Ellos definen los candidatos a cualquier cargo de representación popular. Los ciudadanos son convocados a comprar lo que les quieran vender. Todo esto ocurre en el marco del binominalismo y todos han compartido felices su pedazo de queso. ¿A quién sirven los candidatos elegidos? Primero, al Partido, su sillón no les es propio, es del partido. Segundo, hay deudas con quienes financiaron su campaña, quiéralo o no, el candidato sufre el amarre de esos nexos. Y el sistema, ideado por ellos mismos, autorizó que empresas y no sólo personas naturales, aportaran a las campañas y que esto fuera “reservado”. Por lo tanto, está aquí la esencia antidemocrática de la corrupción en la política.

Las empresas, legítimamente, tratan de defender sus intereses. Forman gremios empresariales, se asocian en federaciones. Pero hay un puñado de peces gordos que tienen el control de sectores completos de la economía, que no necesitan esa asociatividad, están en el club de las ligas mayores y no envían emisarios por los pasillos, sino que tienen comiendo en su mano a los líderes políticos, generando lazos de interés permanente, que se retroalimenta en un círculo vicioso de concesiones, prebendas, cohecho, tráfico de influencias, favores de ida y vuelta. En este cuento nada tienen que ver los otros empresarios, medianos o pequeños, que no son parte de estos holding ni tienen relación directa con otros magnates globales. Son cientos de miles de empresarios que pelan el ajo para sobrevivir. A ellos la banca los estruja, los otros gozan de la plata dulce de las AFP que controlan. La economía concentrada se ha asegurado que esos poderosos tengan en la política sus reinas, peones y alfiles que jugarán su juego. Es la convicción del chileno que lee, que entiende y se agobia por vivir en este mundo mentiroso, lleno de indignidad.

Por eso, para reír y no llorar, nos colgamos de los memes en Twitter, nos reímos a mandíbula batiente con los monólogos inteligentes de artistas osados, como León Murillo, sucesor avanzado de Coco Legrand y Bombo Fica, que estuvo allí en la Quinta en la catarsis de un pueblo hastiado, que se asume honesto en la mayoría, pero siente que está dominado por ladrones que promiscuamente comparten intereses en los lechos de la política y los negocios, o viceversa.


Hernán Narbona Véliz
@hnarbona



Los chistes políticos más destacados en Viña 2015 que molestaron a La Moneda y a la clase política actuales

León Murillo:

“Ayer en la tarde me llamó Martín Larraín. En serio. ¿Qué quieren que le haga? El hueón pensará que soy su amigo… ¡qué miedo! No, me llamó Martincito y me dijo: “León, con confianza. Échale p’adelante no más, hueón, como yo”… puta el hueón sabio”.

“Si le dieron una oportunidad a la Bachelet después del tsunami, ¡cómo no me la van a dar a mí poh, hueón!”

“La semana pasada tuve una reunión acá en Valparaíso y el único estacionamiento que pillé fue a la salida del Congreso. Me estacioné, salió un paco y me dijo: “señor, no se puede estacionar aquí, ya van a salir los diputados”. Yo le dije “tranquilo mi cabo, el auto tiene alarma”.

“¿Qué le queda a uno, como mero chileno común y corriente? Pedir plata prestada. Qué le va a quedar a uno si los que hacen las leyes en este país, los que movilizan esta nación, los que ganan 8 millones de pesos andan pidiendo plata por mail?”

“Uno hace el esfuerzo al tres y al cuatro, ¿y se gastan 772 millones de pesos en hacer una cafetería VIP en el Congreso, pa atender a un par de hueones? ¿Qué comen esos hueones, chupe de sirena?”

“Yo sé que ésto le ofende a la clase política, pero lo siento, háganse cargo. Porque ¿cuál es la percepción que tiene uno? Que gobiernan para ustedes, y que nos cagan, digamos las cosas como son. No estoy diciendo nada nuevo. Y no tiene que ver con izquierda ni con derecha, nada que ver. Porque para mi los partidos políticos chilenos son como las alpargatas nuevas: la izquierda, la derecha, da la misma hueá”.

“¿Se han dado cuenta que la táctica es renovarte, cambiarte el nombre cada cierto tiempo? Partió llamándose la Concertación; ahora se llama la Nueva Mayoría. Yo la próxima vez le pondría La Ampolleta: por más que la cambien, siguen atornillando p’a la derecha los hueones”.

“El día que exista un partido político gay en Chile yo voto por ellos. Si nos van a culiar, por lo menos que sea alguien que sepa”

“Hace un tiempo atrás estaba en una farmacia y entró la Bachelet (pifias). Como una ciudadana normal, sin escolta, sacó su número… y le sale el 27-F”

“Érase una vez un país llamado Lechi, cuya casa de gobierno era La Chaucha. Habían dos ministros conversando en el Patio de los Limones. Uno le decía al otro:

– Oiga, Peralillo

– Dígame, Elizordo

– Tengo un problema, resulta que mi hijo dio la PSU y es porro el hueón, y necesito una peguita, pa’ que trabaje durante un año, gane unas luquitas y el próximo año entre a la U.

– ¡Pero si para eso estamos! dice Elizordo. Toma el tablet y revisa. “Aquí lo tengo, asesor ministerial. Asesor personal mío, $3.250.000, ¿qué me dice?

– No poh Peralillo, como se le ocurre, con esa plata no vuelve más a la U. Lo que yo necesito es una pega donde gane unos 300 o 400 mil pesos.

– ‘Tamos maaaal, para eso ya hay que ser universitario…”

GD Star Rating
loading...

Relacionados:

Ver Más Allá

Ver Más Allá

Pero, nos quejamos mucho, hacemos poco. Si barriéramos la vereda a diario, si regáramos el árbol o diéramos de beber y comer a las mascotas (Más...)
17 Nov 2017
Desbancar la política corrupta

Desbancar la política corrupta

Las familias de trabajo, los comerciantes de los cerros, los oficinistas, los trabajadores del puerto, los funcionarios públicos, los profesores, son una expresión del esfuerzo cotidiano por progresar o sobrevivir (Más...)
30 Oct 2017
Dirigente de Jubilados le escribe al Papa

Dirigente de Jubilados le escribe al Papa

Renato Madariaga Ramírez es jubilado de la Capremer, la Caja De Previsión de la Marina Mercante. Nacido en 1940, a los 17 años comenzó a trabajar de estibador en los (Más...)
29 Aug 2017
El fin justifica los medios, la corrupción es un detalle

El fin justifica los medios, la corrupción es un detalle

Si se ha vivido una judicialización de la política y la corrupción ha tenido como protagonistas a políticos de Chile Vamos y de la Nueva Mayoría, que han vendido sus (Más...)
19 Jul 2017
La Transición Pendiente

La Transición Pendiente

La década de los ochenta nos tuvo a los chilenos organizando las protestas, perdiendo el miedo, tocando cacerolas, realizando peñas y recitales poéticos por la libertad. Pero también estuvimos diseñando (Más...)
10 Jul 2017
Frente Amplio: Urgencias Programáticas.

Frente Amplio: Urgencias Programáticas.

Un programa de gobierno debe comprometer una actitud ética en la gestión pública y esto se logra impulsando leyes que sancionen los delitos económicos, que fortalezcan a la Contraloría (Más...)
19 Jun 2017
Aduana chilena en riesgo

Aduana chilena en riesgo

Al año la historia se repite, el compromiso firmado con el gremio no se respeta y el encasillamiento que tiene respaldo legal entra a la dilación, faltando el gobierno al (Más...)
02 Jun 2017
Una Cuenta ¿ de qué?

Una Cuenta ¿ de qué?

Gracias al Periodismo libre, de investigación y análisis, se ha podido develar las redes que corroen al Estado de Chile, con una avalancha de noticias en donde la corrupción reina. La (Más...)
02 Jun 2017