• 19/febrero/2021 •

Crecimiento Personal en Tiempos de Crisis

<b>Gabriel Lama</b><br>
Gerente General TGLI Leadership Consulting y Coach de Alto Rendimiento Ejecutivo

Gabriel Lama
Gerente General TGLI Leadership Consulting y Coach de Alto Rendimiento Ejecutivo

Muy pronto estaremos cumpliendo un año de pandemia. ¿Qué has aprendido en este período? Son 52 semanas en un año, 168 horas por cada semana y 1440 minutos de cada día que no regresarán. A diferencia del dinero, el tiempo no se almacena, no se detiene, no lo puedes guardar. Por eso es tan relevante el ser consciente de que has hecho con tus minutos en esta forma de vida que nadie esperaba o estaba preparado para ella.

El desafío sigue latente, con el COVID 19 enfermando a las personas y llevándose a un % no menor de estas, empresas económicamente afectadas y en riesgo de cierre , generando un aumento de la cesantía.  Pese a esa situación real y negativa, los que seguimos viviendo seguimos siendo dueños de los minutos que tenemos. No así de los que ya pasaron. Dice un gran amigo y mentor, el PhD Francois Le Calvez, que una vida feliz se compone de tres momentos claves, PPF: Pasado, Presente y Futuro. ¿Y cómo deberían ser esos momentos para sentirnos felices, independiente a las circunstancias? Lo primero sería asegurarte de que estés en paz con tu pasado, valorando lo bueno y aceptando lo malo, perdonar a quién corresponda, soltar y decidir gozar de tranquilidad espiritual. Luego frente al presente, buscar que este esté lo más organizado posible, entendiendo que la vida no es perfecta y que todos tenemos situaciones que resolver. Darse cuenta de que tus problemas también son los de muchos y que, si miras al lado, siempre habrá alguien que puede estar en una situación mucho más compleja que la tuya. Por eso saber ser agradecido de lo que tienes y como te encuentras es una competencia fundamental para el crecimiento de todo ser humano.

Respecto al futuro, a este lo debemos mirar con esperanza, llenarnos de ella, a través de metas que alcanzar, ideas para cumplirlas y energía para avanzar en la dirección que elijamos. Por supuesto esa esperanza se nutre cuando existen metas compartidas y tienes a quién recurrir para pedir y ofrecer ayuda, generando colaboración y una sinergia óptima para superar los desafíos del entorno. 


A esta sabia línea de tiempo propuesta por Francois, agregaría la importancia de la preparación constante e integral durante el tiempo que aún tenemos, de manera física, mental, emocional y espiritual, buscando ser seres equilibrados y fortalecidos desde el mundo interior para enfrentar el mundo exterior. Al estar mejor preparados, en el ámbito que sea, gozaremos de mayor confianza y optimismo, por ende, de mayor eficacia y así tendremos mejores resultados, lo que aumentará aún más nuestra confianza y así entraremos en un círculo virtuoso y fructífero. 

Todo lo expuesto no es demagogia, exceso de optimismo o ‘creología’, como también dice otra Dra y amiga, experta en salud, actividad física y calidad de vida, Sandra Mahecha. Es parte de las posibilidades que tenemos como personas y profesionales, de nutrirnos de un aprendizaje y formación sustentado en la psicología positiva y que, si bien no nos enseñaron en la escuela clásica, independiente de la edad que tengamos, aun podemos empaparnos de esta forma de llevar nuestra vida. Einstein decía “No soy demasiado inteligente. Solo demasiado curioso”. ¡Tú decides como utilizar tus minutos!

Gabriel Lama
Gerente General TGLI Leadership Consulting y Coach de Alto Rendimiento Ejecutivo

Relacionados: