• 31/marzo/2020 •

Cuarentena: ¿la gran prueba de la transformación digital?

<b>Ricardo Navarro</b><br>CEO de TOC Biometrics

Ricardo Navarro
CEO de TOC Biometrics

A fines de enero más de 35 millones de personas fueron puestas en cuarentena en China producto del Covid-19 o Coronavirus. En los días siguientes comenzamos a visualizar el cierre de ciudades como Milán en Italia y en Latinoamérica se empezó a restringir el tránsito por diversas fronteras. Chile no ha quedado exento y hoy muchos están aislados en sus casas como medida de protección ante una pandemia, cuyos resultados han sido miles de pacientes enfermos y también de fallecimientos en todo el mundo. Nos enfrentamos a un evento sanitario desconocido y nuevo, el cual ha dejado perpleja a la comunidad médica internacional y ha modificado nuestros patrones de comportamiento personal, laboral y familiar.

Este virus ha sido el catalizador de estos cambios y nos ha obligado a abrirnos a nuevas formas de interacción profesional y doméstica. Uno de los cambios sustanciales ha sido el sistema de teletrabajo. La consultora RR.HH. Randstad reveló a través de una encuesta que el 25% de compañías medianas y grandes ya activaron políticas de resguardo para sus trabajadores, las que incluyeron el sistema de trabajo home office y la aplicación de procesos de limpieza en oficinas. Empresas como Everis, Entel, CGE, Albemarle y Turner Chile son algunas de las que se sumaron a esta tendencia, implementando modalidades de turnos y restricciones para el desarrollo de reuniones presenciales. Sin embargo, el trabajo remoto tiene algunos desafíos pendientes en Chile.

Si bien el teletrabajo es una buena y efectiva alternativa para protegernos y, a la misma vez, mantener el ritmo laboral, todavía no alcanza todo su potencial. Esto porque aún tenemos procesos que requieren interacciones presenciales. En las últimas semanas la banca, el retail y diversos servicios han fortalecido sus plataformas digitales, permitiendo a los clientes, usuarios y proveedores la realización de trámites totalmente en formato online. El Covid-19 de alguna forma se está transformando en un barómetro, perjudicial e inclemente, que está midiendo cuán preparado están los sistemas de la digitalización del aparato público y privado, incluso desafiando a colegios e instituciones de educación superior a seguir impartiendo sus programas de estudio mediante sistema online. Tenemos avances interesantes como la Comisaría Virtual, plataforma disponible desde junio de 2019 y que entrega servicios e información oportuna de Carabineros en forma totalmente en línea.

Este escenario demuestra la relevancia de la conectividad, las oportunidades que podría tener para Chile la implementación de la tecnología 5G, y también las nuevas posibilidades que presenta la convertibilidad de trámites bancarios, notariales, firma de documentos, actas y de aprobaciones de distinto tipo a través de herramientas digitales que son utilizables en forma remota. Tecnologías como la firma electrónica y los procesos de verificación de identidad biométrica todavía son desconocidos en el país. Falta mucho camino por recorrer en este ámbito y si lo hubiésemos hecho quizá podríamos estar experimentando un periodo de cuarentena realmente efectivo, sin la necesidad de exponernos ante la necesidad de ir a firmar un documento de forma presencial.

El Covid-19 sin duda es una emergencia de salud mundial que hoy nos tiene preocupados a todos. Por eso, para poder enfrentar situaciones como ésta, es esencial disponer de tecnologías y procesos digitalizados. Lo anterior, para contar con una mayor autonomía, además de reducir riesgos y otorgar un sentido de continuidad a la vida personal y laboral cotidiana. En medio de la incertidumbre provocada por el Covid-19, la única certeza con la que podemos contar es la de que el mundo no volverá a ser igual, será más digital y conectado, mejor a lo que acostumbrábamos.

 

Ricardo Navarro
CEO de Toc Biometrics

Relacionados: