• 11/agosto/2009 •

Días decisivos para la Concertación

<b>Jacinto Gorosabel</b><br>Ex Presidente Nacional de la Juventud UDI. Colaborador Comando Presidencial de Sebastián Pinera.

Jacinto Gorosabel
Ex Presidente Nacional de la Juventud UDI. Colaborador Comando Presidencial de Sebastián Pinera.

La trágica muerte de un comunero mapuche quien, según Carabineros, falleció como resultado de un disparo hecho en legítima defensa por un policía atacado en una emboscada ha vuelto a poner en la agenda noticiosa el llamado “conflicto mapuche”, reabriendo el debate acerca de la eficacia y validez de las políticas estatales en La Araucanía. Particularmente, se cuestiona qué sentido tiene que el Estado entregue miles de hectáreas a los mapuches si esta transferencia va a afectar la productividad de esos predios pues ellos no serían trabajados por sus nuevos dueños, afectando la economía de su misma región.

Por otra parte, cada vez que los gobiernos de la Concertación han entregado tierras coaccionados por la fuerza y la presión que ejercen ciertos grupos mapuches, refuerza la conducta de quienes comprueban que la violencia de las tomas, incendios y ataques armados a los predios privados es el camino para satisfacer sus reivindicaciones. Estamos ante un círculo vicioso alimentado por la fuerza ilegítima de parte de unos mapuches y por la debilidad de un gobierno que cede y «premia» a unos grupos que nointerpretan las aspiraciones sensatas de la mayoría de mapuches que viven en La Araucanía. Así comolosvascos de la ETA no representan a la gran mayoría de los vascos en Euskadi, tampoco la CAM o Temucuicui representa a la mayoría de los mapuches quienes son hombres y mujeres de paz y respetuosos de la ley, ajenos a prácticas terroristas o al chantaje como método para progresar.

En otro plano, la polémica acerca de la actuación que le cupo a Sebastián Piñera con motivo de la quiebra del Banco de Talca, no ha dañado seriamente la adhesión popular a su candidatura presidencial. Así lo reflejó la encuesta de la Universidad del Desarrollo y el diario La Segunda según la cual en primera vuelta triunfaría Piñera con el 39% de los votos, mientras que Frei obtendría 24% y Marco Enríquez-Ominami un 20%. Como en todos los sondeos de opinión publicados hasta ahora, Piñera mantiene el primer lugar. La novedad se encuentra en la expectante situación de MEO quien sólo 4 puntos por debajo de Frei, haciendo cada vez más frecuente la pregunta sobre quién de los dos pasará a la segunda vuelta y se enfrentará con el candidato de la Coalición por Cambio. El ex militante del PS ha logrado reunir más de 60 mil firmas para inscribir su candidatura presidencial la que representa al autodenominado “progresismo”. Según declaraciones de MEO en La Tercera, de llegar al gobierno legalizaría el aborto, la eutanasia, el matrimonio homosexual y se manifiesta abierto frente a las adopciones de menores por parte de estas parejas y la despenalización del consumo de marihuana.

Un ejemplo claro que muestra la crisis que sufre la candidatura de Eduardo Frei está en los afiches de campaña de las distintas candidaturas parlamentarias (incluso de la DC) en cuyas imágenes aparece el candidato respectivo con la Presidenta Bachelet, en lugar de fotografiarse con el candidato de la propia Concertación. A la rebelión por más cupos congresistas de los radicales se ha sucedido un conflicto con el PPD, partido que propugna que Frei haga suya una agenda más liberal en lo moral, tal como la que impulsa MEO. Según Girardi y Auth, es necesario que el senador DC recupere los votos de la izquierda la que crecientemente se ve más entusiasmada por respaldar a Enríquez-Ominami. Sin duda, Frei debe reparar en que el día que termine por abandonar completamente las banderas del humanismo cristiano para empuñar las de la izquierda laica, en ese mismo instante, perderá su influencia sobre el centro social y político del país para cederlo a la candidatura de Piñera.

La inquietud de la Concertación por retener por 4 años más el poder que ya detenta hace casi 20 años, se hace patente en una ambigua y millonaria campaña impulsada por el Servicio Médico Legal (SML) que dice buscar a familiares de detenidos desaparecidos, justo a 4 meses de las elecciones presidenciales. La verdad, esta extraña campaña parece una muy poco digna instrumentalización electoral de las condenables violaciones a los derechos humanos ocurridas en el gobierno militar.

Jacinto Gorosabel

Relacionados: