• 30/mayo/2018 • Sociedad,Urbanismo
A- A A+

Desarrollo Con Altura

Roberto Bascuñán
Gerente general de Inmobiliaria Norte Verde.

El crecimiento en altura ha sido fuertemente criticado, especialmente en comunas como Estación Central, Ñuñoa y Providencia, a mi entender, de manera injusta y con consecuencias que pueden afectar el desarrollo futuro de Santiago. Entre varias razones podemos mencionar que la densificación otorga más posibilidad de acceso a viviendas a pequeñas familias, a adultos mayores o estudiantes, los que de otra manera deben vivir alejados del centro de la ciudad.

Segundo, porque un crecimiento planificado y en altura permite desarrollar ciudades más benévolas con el medio ambiente, barrios caminables y en los que habitualmente se generan emprendimientos entre sus mismos vecinos que, incentivados por trabajar cerca de la casa, generan negocios y aportan a la tan deseable vida de barrio.

Tercero, porque las grandes ciudades son dinámicas, se adaptan a las necesidades de la población, adecuándose a los cambios.

Y cuarto, aunque hay muchas más razones, porque cuando no se densifica, las ciudades se extienden y las autoridades no logran responder de manera oportuna ni eficiente lo que la nueva extensión demanda del Estado en las zonas más alejadas de la urbe, como las necesidades de salud, educación, seguridad, transporte y en general de servicios.

El desarrollo inmobiliario debe estar “a la altura” de las necesidades de las personas y ello es perfectamente coherente con un desarrollo en altura planificado de acuerdo al entorno.

Edward Glaeser, economista experto en la historia del urbanismo y autor del libro “El Triunfo de las Ciudades”, demuestra que la falta de restricciones urbanísticas, que favorecen el cambio urbano, ha sido decisiva en la prosperidad de muchas ciudades, como Houston, Miami y Atlanta. Merece la pena detenerse en la historia de éxito de Singapur. Esta ciudad-estado que, con escaso territorio y casi sin recursos naturales, salvo la ubicación estratégica de su puerto, comprendió algo esencial sobre las ventajas de la densidad urbana: que sólo podría mantener los espacios verdes creciendo hacia arriba. Otro ejemplo destacado es Tokio, donde la preparación de sus habitantes, la calidad de sus productos y servicios, el crecimiento de la ciudad hacia arriba y su gran sistema de transporte público, son factores que contribuyen a mitigar el tráfico y la contaminación.

Por ello, el desafío para los desarrolladores es gigante. La construcción en altura nunca tiene efecto neutro para los vecinos. Lo importante es que todo lo positivo que trae consigo la densificación, como la movilidad sustentable, los nuevos servicios y equipamiento, y la mayor cohesión social, sea percibido como un aporte y mejora a la calidad de vida y supere con creces las externalidades negativas de una mayor densificación.

Creer que oponerse a nuevas construcciones es la manera de cuidar los barrios, parece políticamente correcto, pero es una pésima política pública que trae en la mayoría de los casos peores consecuencias que el mal que pretende evitar, envejeciendo a los barrios, haciéndolos económicamente menos asequible tanto por los precios de las propiedades, tanto en cuanto a la pérdida de motor de desarrollo de actividades económicas.


Roberto Bascuñán
Gerente general de Inmobiliaria Norte Verde.

GD Star Rating
loading...

Relacionados:

Ciudad Densa, Ciudad Compacta, Ciudad Diversa, Ciudad Feliz

Ciudad Densa, Ciudad Compacta, Ciudad Diversa, Ciudad Feliz

La Intendenta quiere actualizar el Plan Regulador de Santiago para potenciar las áreas rurales, las vías intercomunales, los parques y plazas. Este anuncio a primeras luces parece ir en el (Más...)
20 Aug 2018
La Ciudad y sus Consignas

La Ciudad y sus Consignas

Todos estamos de acuerdo que es urgente la planificación de las ciudades y que éstas se desarrollen de acuerdo a un modelo sostenible, con una normativa y autoridad única y (Más...)
13 Apr 2018