• 28/agosto/2020 •

Desigualdad Escolar: Dejemos de llegar tarde.

<b>Marcelo Sánchez Ahumada</b><br>Gerente general de Fundación San Carlos de Maipo.

Marcelo Sánchez Ahumada
Gerente general de Fundación San Carlos de Maipo.

Un estudio de Mineduc y el Banco Mundial señala que en promedio 40% de los escolares en Chile recibe formación a distancia durante la crisis sanitaria. Al abrir la cifra se constata que prácticamente solo 1 de cada 4, lo hace en colegios más vulnerables, a diferencia de 9 de cada 10 en sectores que no lo son. Es evidente que la desigualdad en el acceso a este formato educativo obedece a condiciones estructurales que vive la infancia más excluida, aquella que las escuelas de su barrio sólo llegan a octavo, no cuentan con áreas verdes, ni mucho menos con conectividad. Este fenómeno es expresión de la profunda segregación territorial que viven millones de compatriotas.

El no poder estudiar es derribar las últimas barreras protectoras en un escenario del más alto riesgo, constatar un hecho como la falta de conectividad no puede ser un acto pasivo, inerte cuya solución sea esperar la vuelta a clases, sino que debe movernos a solucionar esta falta de conectividad o en su defecto focalizar planes de refuerzo al aprendizaje con una alerta temprana efectiva, que llegue a los sectores identificados. Impulsar inmediatamente acciones que permitan llenar brechas de aprendizaje, garantizar en oportunidad y calidad el acceso a recursos pedagógicos que permitan nivelar esta brecha y disponer en los territorios de programas reforzados de reingreso educativo y de retención escolar.

Adicionalmente, la Crisis económica, derivada de la Sanitaria, estima en más de un 20% el aumento del trabajo infantil, es decir hoy nos enfrentamos ante las peores condiciones, con un posible aumento en deserción escolar, factor de riesgo, según la evidencia internacional, que, junto a otros, tiene relación con el inicio de trayectorias delictivas, más aún en un escenario de exclusión social.

Es el momento de prevenir oportunamente los efectos de esta desigualdad, con mayor decisión y voluntad. Está en juego el futuro de miles de niños y niñas, es el momento de dejar de llegar tarde.

Marcelo Sánchez
Gerente general de Fundación San Carlos de Maipo

Relacionados: