• 10/agosto/2010 •

Después del frío: ¡cuidado con el sincicial!

<b>Karina Bustamante Vásquez</b><br>Enfermera Universidad Andrés Bello.

Karina Bustamante Vásquez
Enfermera Universidad Andrés Bello.

Con síntomas similares a los de la gripe en adultos y en niños mayores sanos, el Virus Sincicial Respiratorio puede ocasionar infecciones respiratorias graves en los menores de dos años y ciertos grupos de riesgo como inmuno deprimidos o con patologías crónicas. Los fuertes cambios de temperatura que afectan a gran parte del país –con temperaturas extremas y las más bajas en décadas- y la falta de medidas preventivas pueden hacer proliferar su contagio.

Sus síntomas son parecidos a un resfrío, manifestaciones que pueden ir acompañadas de congestión nasal, faringitis, laringitis, otitis media, sinusitis, hasta cuadros más severos como bronquitis obstructiva y neumonía. En los niños más pequeños comienza como un resfrío con tos, mucosidad y fiebre, si permanece en estas condiciones por algunos días la infección puede descender hasta los pulmones y provocar insuficiencias respiratorias.

Los síntomas más frecuentes son: dificultad para respirar o respiración fatigosa, “tos perruna”, cianosis (coloración de piel y mucosas azuladas causada por la falta de oxígeno), fiebre, aleteo nasal, respiración rápida (taquipnea), dificultad para respirar, congestión nasal y sibilancias (ruido tipo silbido). Por ello, si su hijo es menor de tres meses, nació prematuro o pesó menos de dos kilos y medio al nacer, acuda al servicio de urgencia en caso de dejar de mamar o rechaza alimento, presenta cuadro de tos, fiebre, entre otras.

Tienen más riesgo de contagio los menores de dos años con inmadurez en su anatomía. Los bronquios y todas las vías respiratorias son muy pequeñas y finas, por lo que se obstruyen con facilidad al inflamarse por acción del virus. Así aparece la dificultad para respirar y el típico silbido.

En ocasiones los alvéolos pulmonares colapsan, ya que no puede entrar aire. Al mismo tiempo, otros se inflan demasiado debido a que el esfuerzo para respirar hace entrar aire que posteriormente no encuentra salida producto de la obstrucción. Ambos fenómenos se producen simultáneamente en diferentes áreas del pulmón y puede ocurrir una falla respiratoria que requiera de hospitalización y el uso de ventilación mecánica en los casos de más gravedad y en aquellos pacientes más vulnerables. Cuanto menos edad tenga el niño más grave es la enfermedad porque su sistema de defensas aún es inmaduro.

El sincicial se transmite a través de la saliva o mucosa que se expande en gotas al hablar, llorar, estornudar o toser. También a través de las manos y objetos que han estado en contacto con personas infectadas. Sobrevive en el ambiente por horas y entra por la nariz, la boca o los ojos. El período de incubación es de aproximadamente cinco días antes de presentar los síntomas, aunque el rango puede extenderse entre dos y ocho días.

El virus no deja inmunidad, es decir, una persona puede volver a contagiarse varias veces durante su vida. Aunque cuando no deriva en complicaciones, la enfermedad suele curarse por sí sola después de aproximadamente una semana. A veces puede quedar una tos residual que poco a poco irá desapareciendo.

Lo más importante es el lavado de manos frecuente, en especial, antes de atender a los lactantes o personas que estén inmuno deprimidas; evitar que los niños estén en contacto con personas contagiadas; si un niño está enfermo debe dejar de asistir al jardín infantil o salas cuna por una semana, ya que es un foco de contagio para los demás; los niños alimentados con lactancia materna tienen menor riesgo de adquirir una infección por VRS; evite llevar a los niños al supermercado, mall y otros lugares donde haya aglomeración de gente y escasa ventilación; Mantenga buena ventilación en su casa e higiene del hogar en forma diaria: abra ventanas y evite focos de humedad en el hogar, no instale fuentes de agua u otros sobre las fuentes de calefacción; use sólo pañuelos desechables y lávese las manos después de sonarse la nariz o en su defecto use alcohol gel.

Karina Bustamante Vásquez.

Publicado: 10/08/2010

Relacionados: