• 28/febrero/2020 •

Digitalización y cambio climático

<b>Ariel Vidal</b><br>Country Manager de The Valley, hub de innovación para la transformación digital

Ariel Vidal
Country Manager de The Valley, hub de innovación para la transformación digital

Las consecuencias del cambio climático son cada vez más evidentes con fenómenos meteorológicos como inundaciones, olas de calor y sequía.

Para combatir estas amenazas, una de las recomendaciones que ha tenido una fuerte tendencia estos últimos años es cambiar la forma de producir, consumir y distribuir la energía, pensando que a estas alturas debe ser 100% renovable, eficiente e inteligente. La integración de innovaciones tecnológicas y digitalización en la producción de energía renovable, sobre todo solar y eólica, contribuyen al planeta, ayudando a disminuir las emisiones y contaminación causadas por la producción de energía que se hace mediante la quema de combustibles fósiles y otras técnicas contaminantes. Además estas innovaciones verdes son consideradas una inversión, en comparación con las energías convencionales.

Dentro de los nuevos métodos con los que podemos contar se encuentran: energía solar inteligente que incluye la solar fotovoltaica y la solar térmica; la producción de energía eólica con inteligencia artificial; energía hidráulica a pequeña escala, realizada en las centrales hidroeléctricas que utilizan la corriente del agua de grandes cascadas o embalses, y el Blockchain que según un informe de la Asociación Española para la Digitalización indica que su aplicación es una de las grandes transformaciones de la digitalización de la energía en la producción y consumo de la electricidad. Entre las posibles utilidades de esta estrategia innovadora destacan: la certificación, trazabilidad y transparencia del origen de la energía, entre otras. Es  el caso del grupo ACCIONA ha sido pionero en aplicar Blockchain en el comercio de derechos de emisión, gracias a una alianza con la start up española Climate Blockchain Initatives a través de su plataforma de compra-venta de derechos de carbono Blockchain en el mundo. 

De esta manera, el nuevo entorno impulsa el desarrollo de nuevos modelos de negocio y de gestión de la energía. Otro ejemplo es la consultora Advance Energy Consulting, que se ha especializado en el desarrollo de consultorías  y definición de planes directores para transformar el modelo de consumo y gestión al interior de las compañías basado en el desarrollo de modelos predictivos y plataformas de gestión del consumo, o plataformas como Aiguasol, que desarrolla la programación de metamodelos para Business Intelligence, generación de modelos ANSYS y/o TRNSYS de sistemas complejos o la creación o personalización de herramientas informáticas de gestión.

Así se va transformando la gestión de la energía a través de nuevos modelos de negocio y usos de tecnologías. Hoy es el momento en que todos los actores debemos poner nuestro conocimiento en favor del planeta y las nuevas tecnologías son herramientas que, bien usadas, pueden aportar en combatir las amenazas del cambio climático.

Si las compañías, sin importar la industria a la que pertenezcan, comienzan a hacerse partícipes instalando otro tipos de energías, más sustentables e invirtiendo en estas nuevas tecnologías, estaremos haciendo un cambio real , verdadero y consciente con el medio ambiente.

 

Ariel Vidal
Country Manager de The Valley, hub de innovación para la transformación digital

Relacionados: