• 15/octubre/2019 •

Economía Digital

Economía Digital

Mauricio Gallardo Castro
Consultor, Autor y Columnista
#BYU @mgcconsultingcl
www.mgcconsultingcl.com

<b>Mauricio Gallardo Castro</b><br>Consultor, Autor y Columnista<br>#BYU @mgcconsultingcl<br>www.mgcconsultingcl.com

Mauricio Gallardo Castro
Consultor, Autor y Columnista
#BYU @mgcconsultingcl
www.mgcconsultingcl.com

Una nueva forma de entender la economía está en el alcance que este puede tener, incluso, desde plataformas disponibles en cualquier formato que soporte lo que ahora denominamos activo transferible. Nos referimos a una posible alternativa que en plazos aún no definidos, hace de los mercados plantearse preguntas mucho más concluyentes sobre el camino que potencialmente las plazas podrían tomar si esta concreta con clara ventaja un consumo y funcionalidad apto hacia un comercio renovado, sino, de alto contenido modernizador. Las cifras hablan de que ello eventualmente sería una solución, si por lo demás, está bajo la seria orientación de un reconocido sistema financiero.

Por otro lado, la moneda de cambio oficial, actualmente está mostrando a través del tiempo ciertas debilidades, a propósito de su dependencia algo fuera de lo común, lo que activa algunas alertas que en el corto plazo despierta definiciones poco amigables hacia una confianza principalmente pública en tanto que, si se escapa del modelo que actualmente supone garantías sustentables para todos los medios de vigilancia y/o regulación, puede que ello siga un rumbo débil pero sobretodo con serios compromisos en cuidados sociales y en consecuencia políticos.

Bitcoin

El primer servicio que se nos presenta, es a través de instrumentos digitales llamado monedas o Bitcoin, ello ciertamente que sostenibles solo con la idea de que tanto el usuario como la empresa que dispone del servicio de almacenamiento, deja en claro que es un asunto aún por resolver en cuanto a activo fijo como también, rentable en el tiempo.

CryptoMoneda

Esta divisa quizás tenga observaciones aún por definir, sin embargo, si las correcciones se hacen parte de su actualización, podría eventualmente ser un anclaje dinámico sobre la necesidad de aumentar la posibilidad de intercambios tanto de recursos como valores negociables. Prima por lo demás, la confianza del mercado oficial.

Libra

Una alternativa que se presenta en el camino, ha sido cuestionada de forma fuerte bajo un reconocido sistema de redes sociales digitales. Hablamos de otra forma de acercamiento que, en horas fue evaluado por la poca rigurosidad en plantear un negocio altamente sensible por la cantidad de usuarios comprometidos en tal aplicación. La ausencia del reconocimiento de los sistemas financieros tradicionales dejó en claro el riesgo que podría significar e hizo sus críticas respecto al uso de ello, que al mismo tiempo consideró si se hace posible una capacidad de autofinanciamiento como también garantía legal, tendría un espacio menor, lo que claramente detuvo la iniciativa.

Mercado Activo

La actividad económica hoy en día, dice de la alta demanda que hay en cuanto a seguridad, destreza negociadora y capacidad financiera. Todo dentro de una realidad digital, considerando que ello es aún más avanzado y tecnológicamente rentable, siempre y cuando estos activos se complementan correctamente hacia una dinámica de servicios mucho más amigable como también profesional en su función global. La figura legal que hay detrás, ha sido altamente interrumpida por la capacidad de proyección que este tiene. Los principales rubros económicos tanto en commodities, fabricación automotriz y la industria tecnológica, siguen a pasos agigantados tales líneas de los mercados.

Tecnología rentable

Por cierto que todo esto despertaría mucho más curiosidad que rechazo. Vale decir hasta el momento que no todo está dicho sobre la moneda digital, sin embargo, para hacer un asunto que potencialmente podría mover los mercados de todo tipo, la alta demanda por aspectos legales sigue siendo el rigor fundamental en cuanto a modernización de servicios. La capacidad de interactuar con modernos instrumentos, hace de cualquier proyecto un anclaje suficiente para sostener en primer lugar una economía no solo sustentable, provocadora hacia la inversión.

Los ejes más demandados hoy en día sobre una economía digital, son a lo menos parte de un punto de vista más acabado sobre aspectos puramente de competencia real en la solución no solo económica, más bien, dinámica que permitan un desempeño en el corto plazo confiable y garantías frente a eventuales fallas en el camino. Decimos que los mercados tienen un grado de relevancia especial cuando estos se hacen reactivos frente a estímulos menos dados a la experimentación, o cual hace de este un bien que si está dentro del límite legal, hace de sus instrumentos visibles, un gran soporte.

La forma en que se presenta la modernización, dice de la alta demanda de ajustes, pero sobretodo de la gran oportunidad por generar servicios con acceso más robusto y con especial característica, la de hacer a los usuarios más disponibles a cambios, incluso, en su comportamiento de consumo. Por otra parte, la generación de cambio en cuanto a empleo y sostenibilidad monetaria que posiblemente genere con sus propios sistemas de resguardo financiero, dice del bien entendido que está en juego. Digamos que ello es un asunto que si no es parte en las iniciativas legales y en tanto, políticas, lo que despierte su ausencia es una mayor demanda por flexibilización económica.

 

Mauricio Gallardo
WebDSign – @mgcconsultingcl

Relacionados: