• 13/noviembre/2014 •

El despertar de los Tecnólogos Médicos

<b>Carla Caiceo Leon</b><br><b>@carlacaiceo</b><br>Persona. Futura Tecnólogo Médico en Oftalmología. Joven con ganas de generar cambios. "Sólo los que se atreven, saben si son capaces. Ex Presidenta Federación Nacional de Estudiantes de Tecnología Médica Chile

Carla Caiceo Leon
@carlacaiceo
Persona. Futura Tecnólogo Médico en Oftalmología. Joven con ganas de generar cambios. "Sólo los que se atreven, saben si son capaces. Ex Presidenta Federación Nacional de Estudiantes de Tecnología Médica Chile

El día 11 de Noviembre quedará inmerso en la memoria del país, pero sobre todo en la memoria de todos quienes conforman el equipo de salud; pues han salido de sus cuevas esos profesionales casi anónimos para la comunidad; han salido de lo oculto aquellos que a pesar de ser desconocidos cumplen un rol fundamental; aquellos que son la base de la diagnóstica; han salido los Tecnólogos Médicos de su escondite, y han alzado la voz.

¿Mejoras en el sueldo? ¿Aumentar el grado? ¿Querer ser los reyes del Hospital? Pues no, la verdad es que aquellos que estuvieron callados y ocultos durante tantos años, el 11 del 11, decidieron parar sus servicios a los largo de todo Chile y salir a la calle. ¿Para qué? Para exigir al Ministerio de Salud respetar el rol que esta profesión tiene dentro del equipo de salud, lo que está directamente relacionado con la calidad del servicio que se le otorga a la población.

El MINSAL y su implementación de 132 nuevos Servicios de Alta Resolución de Atención Primaria (SAR), aún piensa que a la comunidad se le puede otorgar salud por categoría, siendo estos SAR los que entrarían en la última, pretenden que profesionales o técnicos, que no tengan las competencias, realicen exámenes de Laboratorio o de Radiología, exámenes propios de la profesión del Tecnólogo Médico, quien se prepara durante cinco años en una universidad para adquirir los conocimientos y competencias necesarias para realizar una excelente base diagnóstica, mediante los procedimientos que implican una realización e interpretación de un examen. ¿Es justo, entonces, que quien se atienda en una clínica, sí reciba la atención de quien está calificado para ello; mientras que en un SAR atenderá alguien a quien sólo se le capacitó brevemente para abaratar costos? Creemos que no, todo ciudadano merece respeto y dignidad al momento de recibir su beneficio de salud, independiente si éste es público o privado, si es en una clínica, en un hospital o en uno de los nuevos servicios de alta resolución.

Los Tecnólogos Médicos, hoy día, han despertado, y como estudiante espero que este despertar marque un antes y un después. Que desde hoy, el gremio sea capaz de luchar y hacerse respetar, hacer valer nuestra profesión. Que no tan sólo seamos reaccionarios, sino que seamos capaces de trabajar antes de que las cosas nos pasen, antes de que nos pasen a llevar. No porque seamos, a diferencia de enfermeras o médicos, la cara no visible dentro de un hospital, somos menos importantes; todo lo contrario, jugamos un rol primordial dentro del equipo. Sin nosotros, no hay base diagnóstica; sin nosotros, no hay salud.

 

Carla Caiceo Leon

Relacionados: