• 13/enero/2020 • Internacional
A- A A+

El peor gobierno de la historia

<b>Ilka Oliva Corado</b><br> <b>@ilkaolivacorado</b><br> <b>cronicasdeunainquilina.wordpress.com</b><br> Escritora guatemalteca. Inmigrante indocumentada con maestría en discriminación y racismo.

Ilka Oliva Corado
@ilkaolivacorado
cronicasdeunainquilina.wordpress.com
Escritora guatemalteca. Inmigrante indocumentada con maestría en discriminación y racismo.

En Guatemala cada vez que termina un gobierno decimos desahuciados después de la aporreada de cuatro años: que se va el peor de la historia del país, como si con eso les diéramos donde más les duele a los pícaros, pero a ellos ni cuillo. Y también decimos con el nuevo y sus primeras tranzas que ése es peor que el anterior y terminamos con la cola entre las patas casi canonizando criminales de gobiernos pasados con tal de darle en el ego al presidente de turno y, en ésas llevamos décadas acumulando rosarios de gobiernos malogrados y de patadas de ahogados, pero hasta ahí.

Porque en Guatemala ni el genocidio fue para tanto, se sigue negando y se habla de este como un rumor, como un chisme viejo con el que se le quisiera dañar la reputación a alguien, como el juego del teléfono descompuesto que pasa de generación en generación cada vez en una versión distinta y muy pero muy distorsionada. El dolor no es dolor sino es propio, el de lo otros que se lo soplen ellos.

Así se nos va la vida a los guatemaltecos, en aperchar remilgos de reprimendas de boca en boca y pavonadas en redes sociales, no nos da para más ni la dignidad, ni la memoria, ni las ganas, ni nada; cada cambio de gobierno es un desahucio en un país en ruinas lleno de ruines.

Porque es así, los ruines somos nosotros que permitimos todo y que preferimos hacer chistes de la tragedia para escabullirnos o nos hacemos las momias para irnos caminando de puntitas sin hacer ruido, porque muy salsas tampoco somos, no para lo que corresponde; el pellejo no nos da para tanto, ese lomo que lo pongan otros a nosotros nos encanta ir por la vida con el reuma de los cuatro años de aporreadas como grandes mártires después de una chamusca perdida en penales, arrastrando el ánimo pero con el orgullo intacto, esperando la revancha en la siguiente.

En Guatemala, la violencia gubernamental, la violencia de género, el racismo, la homofobia, la exclusión, la pobreza, la migración forzada, el ecocidio, son temas del realismo mágico, nada tan grave que atente a nuestra comodidad de sociedad pasiva que solo se alborota cuando le conviene.

Por esa razón gobiernos van y gobiernos vienen, llevándose la sangre de niños tiernos, la pureza de las flores en botón, la transparencia de los ríos despiertos, los cogollos de las cepas frondosas y las raíces que obliga a emigrar. Porque para nosotros es suficiente tener de qué hablar entre los reumas de las aporreadas cada cuatro años. Somos tan mediocres que el día que compongan el teléfono lo volvemos a descomponer para seguir negando el genocidio y si perdemos la chamusca la volvemos a echar la culpa al árbitro.


Blog de la autora: https://cronicasdeunainquilina.com
Ilka Oliva Corado.
@ilkaolivacorado

GD Star Rating
loading...

Relacionados:

La descomposición social que somos

La descomposición social que somos

Muchas veces hablamos de la descomposición social desde la posición de superioridad y privilegio, nuestra opinión está hecha de estereotipos porque creemos que los causantes de tal degradación son quienes (Más...)
14 Feb 2020
Nadar contra corriente

Nadar contra corriente

Hoy me disponía a escribir mi artículo de opinión y mientras preparaba el café busqué música en YouTube y apareció Schubert. Me quedé quieta unos minutos escuchándolo, luego fui a (Más...)
30 Jan 2020
En el culo del guindo

En el culo del guindo

Somos una sociedad sin sentido que quiere tener la razón en todo, a cualquier precio, ególatras y yoistas, incapaces de ver lo que sucede a un metro de distancia del (Más...)
23 Jan 2020
Giammattei, el criminal y terrorista

Giammattei, el criminal y terrorista

Imagine que un presidente recién electo, el día de la toma de posesión en su primer discurso le afloren los aires de dictador y le grite a la ciudadanía que (Más...)
16 Jan 2020
Graduaciones de verano

Graduaciones de verano

Los graderíos del campo de fútbol americano de la escuela se llenaron de gente, el sol de los días de verano estaba sazón, en su mero punto, el clima era (Más...)
06 Jan 2020
Somos lo mismo que juzgamos

Somos lo mismo que juzgamos

En las manifestaciones en Colombia en días pasados, varios migrantes venezolanos fueron vapuleados por gente que los acusó de robar y crear disturbios, esa misma gente que exigía derechos humanos (Más...)
03 Dec 2019
Daniela y su delantal

Daniela y su delantal

Dentro de las nefastas noticias que ocurren en Latinoamérica en los últimos días apareció como una pócima de esperanza, la sonrisa de una niña salvadoreña de 16 años que decidió (Más...)
29 Nov 2019
El silencio ante el oprobio

El silencio ante el oprobio

Existen muchas formas para ser cobardes, canallas y ruines, existen muchas formas para matar sin apretar el gatillo, de violar sin tocar un cuerpo y todas se compactan en el (Más...)
20 Nov 2019