• 26/septiembre/2016 •

El valor de las áreas verdes y el paisajismo urbano

El valor de las áreas verdes y el paisajismo urbano

Guadalupe Barros
Paisajista de Inmobiliaria Fernández Wood

<b>Guadalupe Barros</b><br>Paisajista de Inmobiliaria Fernández Wood

Guadalupe Barros
Paisajista de Inmobiliaria Fernández Wood

Llega la primavera y la naturaleza sale de su letargo invernal, periodo en el que podemos observar la belleza de sus procesos de nacimiento, crecimiento y renovación. No en vano, el origen etimológico de primavera se refiera al “primer verdor”, haciendo referencia al efecto que tiene este nuevo ciclo en la naturaleza. La aparición de nuevos brotes, hojas y hasta flores son los signos más comunes de que se está produciendo el cambio de estación. Cuando pensamos en primavera, de inmediato nuestra memoria emotiva se llena de colores, aromas y sensaciones agradables.

Es esta la época del año en que además, disfrutamos de más horas de luz día y una temperatura que, de manera un tanto intermitente, comienza a subir. Instintivamente, nos dan más ganas de pasar tiempo afuera, en un parque, en una terraza o arreglando nuestro jardín. Sin embargo, cuando vivimos metidos dentro de la ciudad, a veces nos olvidamos de ver más allá de las avenidas, casas y edificios, sin percatarnos de la importancia de seguir conectados con la naturaleza.

Cuando el ser humano no está en sintonía con la naturaleza, tiende a sentirse fuera de sí. Es importante recordar que toda persona necesita volver a sus raíces encontrándose con la naturaleza, viva donde viva. La necesidad de las zonas verdes y espacios libres dentro de la ciudad son garantes de la presencia de la naturaleza.

En este sentido, uno de los grandes desafíos que nos hemos planteado los paisajistas, es recrear dentro la ciudad el entorno y la sensación de estar en la misma naturaleza, trayéndolo a lo más inmediato. Cada proyecto de paisajismo apunta a lograr, en parte, la perfección del diseño de la naturaleza.

Un ingrediente adicional es que no sólo sea un diseño que tenga una función visual, sino que también permita disfrutar estar en él, que tenga áreas verdes que se pueden vivir y experimentar.

En el caso de nuestra capital, que aún está a niveles deficientes en términos de metros cuadrados de áreas verdes por habitante, es sumamente necesario potenciar y mejorar las áreas verdes tanto en jardines y parques públicos o privados. Por eso, es importante que en todas las etapas de planificación de un parque, un condominio o un edificio, se tenga en cuenta la preservación de espacios para la conservación de las especies, considerando además las características propias de cada zona y sus rasgos distintivos, para lograr un diseño de paisajismo armónico y sustentable dentro de la ciudad.

Guadalupe Barros
Paisajista de Inmobiliaria Fernández Wood

Relacionados: