• 28/septiembre/2020 •

Empatizar y adaptarse: cualidades necesarias para el trabajo en pandemia

<b>Marcia Rojas</b><br>Socia Fundadora de Give Coaching

Marcia Rojas
Socia Fundadora de Give Coaching

Si hay algo que hemos aprendido durante este tiempo en pandemia es que lo único constante es el cambio, algo inevitable no solo en nuestro diario vivir, sino que también en las organizaciones. Y así como son inevitables, también son necesarios, porque garantizan el aprendizaje continuo a un mejor estado del ser, aunque para algunos sea una situación un tanto incómoda.

Cuando se avizoran los cambios, la incertidumbre por lo que se viene e incluso sentir angustia es natural. Al reconocer estos sentimientos, la comunicación efectiva y la disponibilidad para asumir funciones relacionadas con ese cambio son herramientas muy útiles para superar el proceso con éxito.

Y es en este contexto en el que surgen la empatía y la adaptabilidad, dos de las doce características esenciales para que las personas logren sus objetivos de desarrollo y tengan éxito a nivel profesional, según lo descrito por el Doctor en psicología de la Universidad de Harvard y reconocido por sus estudios en inteligencia emocional, Daniel Goleman. Si bien son conceptos diferentes, deben ir de la mano para que funcionen, pues si las aplicamos como corresponde, nos ayudarán a sacar todo nuestro potencial, incluso en esos momentos difíciles, en el que pueden jugar un rol decisivo en las personas y por supuesto, en las empresas.

La adaptabilidad es aprendizaje, movimiento; como no controlamos nada de lo que ocurre externo a nosotros, la capacidad de adaptarse a los cambios o a la incertidumbre se convierte en la herramienta perfecta para eliminar la resistencia. Y, por otra parte, la empatía, una de las más poderosas características según Goleman, es la capacidad de ponerse en el lugar del otro, facilitando la comprensión, la compasión, la creatividad (para ver las opciones que tenemos para solucionar las situaciones) y la capacidad de perdón.

Para lograr el equilibrio no hay recetas pues tus formas de alcanzar el cambio son únicas; la de otros tendrá sus bemoles y propios desafíos. Pero sí podemos seguir algunos pasos que permitirán orientar los esfuerzos de mejor forma ante una situación compleja.

En primer lugar, para adaptarnos debemos reconocer y aceptar el cambio; ya está aquí y junto con eso, acepta las emociones que te genera. Puedes hacer una lista con las cosas que más aprensiones te provocan y haz un plan en caso de que se hicieran realidad, porque eso ayudará a bajar la ansiedad y angustia que provoca el cambio. 

Cuando ya tengas eso resuelto, no te olvides de que, si lideras un grupo, debes ser responsable de comunicarles la situación, porque ellos también tendrán temores, aprensiones y dudas, sobre todo dudas, que deberás responder o al menos, transmitirles la tranquilidad de que se están ocupando. Eso, en estos casos, es también empatía. Tómate el tiempo de conocer a las personas que trabajan a tu lado y mantente al día de lo que ocurre en sus vidas y los momentos importantes, como matrimonios, separaciones, nacimientos de hijos, sobrinos o viajes.

En Give Coaching trabajamos con los equipos de diversas organizaciones. Los ayudamos a transitar por estos escenarios, fortaleciendo lo que los expertos llaman “soft skills” o también conocidas como habilidades blandas, pues es el área que se debe potenciar para sobrellevar los procesos de crisis y proyectar el futuro de manera exitosa. 

Entregamos las herramientas para sacar todo el potencial de los equipos y así, juntos sobrellevar los grandes cambios que estamos viviendo y que los que se vendrán a futuro.

Marcia Rojas
Socia Fundadora de Give Coaching

Relacionados: