• 21/septiembre/2010 •

Ese Chile desconocido

<b>Francisco Bulnes Serrano</b><br>
Director Licenciatura en Historia Universidad Andrés Bello.

Francisco Bulnes Serrano
Director Licenciatura en Historia Universidad Andrés Bello.

Leí hace poco que miles de chilenos se disponen a pasar el Bicentenario lejos de su tierra, recorriendo parajes exóticos acompañados de piñas coladas. Por otro lado, sus Señorías “irrenunciables” del Congreso, se aseguraron de garantizar la “tomatera” y la “comilona”, también irrenunciable de todos los chilenos, sin importarles que en esos mismos días, parte de la población va a tener que “comer pan duro”, o pagar precios excesivos en negocios de “barrios” para tener ambos productos con carácter de “frescos” en su mesa. Tampoco voy a calificar eso. Menos que el Presidente no vetara la “loable iniciativa”.

Sin embargo, antes que el lector de esta columna se pierda en la polvadera de los festejos organizados por autoridades y fondistas, quisiera sugerirle un panorama que además de gratis, no le va a significar ni siquiera moverse de su computador: “navegar en la Memoria Chilena” (www.memoriachilena.cl), un sitio de la Biblioteca Nacional. Una vez ahí ingrese en el buscador las palabras: Claudio Gay. Ahí busque entre ellas, los dos links del “Atlas de la historia física y política de Chile”.

Descárguelos en su computador. Créame, va a observar un Chile muy distinto al que conoce, y que vale la pena conocer en profundidad. Las imágenes puede guardarlas, imprimirlas -entre dos láminas de metacrilato o “mica” (vidrio no) quedan muy bien en cualquier pared- o incluso instalarlas de fondo de escritorio.

Sepa que don Claudio (1800-1873), elaboró estos Atlas, además de una Historia física y política de Chile” a partir de 1830, por encargo del Gobierno de la época. La obra comenzó a ser publicada a partir de 1844 y abarca los más diversos temas. Según me comentó recientemente la restauradora del Museo de Hualpén, profesora Valentina Valencia, diez de las imágenes fueron elaboradas por el pintor y dibujante alemán, Johann Moritz Rugendas (1802-1858), conocido en Chile como Mauricio Rugendas.

Finalmente, cuando se termine de empapar de este Chile a medio desconocer, salga a recorrer los bosques que rodean Concepción, a ver si logra identificar alguna de las especies mencionadas en el Atlas. Recuerde que el fuego, en cualquiera de sus formas, y los desperdicios, se llevan mal con la naturaleza.

Francisco Bulnes Serrano.

Publicado: 21/09/2010

Relacionados: