• 07/septiembre/2010 •

Esteroides y Actividad Física

<b>Alejandra Moffat</b><br>Directora Pedagogía Educación Física Universidad San Sebastián.

Alejandra Moffat
Directora Pedagogía Educación Física Universidad San Sebastián.

La actividad física practicada en forma regular aporta una serie de beneficios para el organismo que permiten la obtención de un mejor estado de salud de aquellos que la realizan. Uno de estos beneficios radica en el aumento de la masa muscular que experimentan los que exigen su musculatura más allá de la fuerza que se genera por actividades de la vida diaria. Quienes desean tener una masa muscular aumentada se someten a extensas rutinas de entrenamiento y a estrictas dietas, las que incluyen una variedad de suplementos nutricionales. A pesar de todo este esfuerzo, los resultados son observables después de meses de arduo trabajo.

Por otra parte, está lo que algunos denominan “el trabajo fácil”, un atajo, un engaño que consiste en “ayudar” al organismo a obtener un aumento de la masa muscular en menor tiempo. Hace unos días atrás, apareció en televisión un programa periodístico que abordó el tema del consumo de esteroides anabolizantes en personas que entrenan con pesas. En dicho programa se dio tribuna a estos usuarios, quienes sin tomar conciencia de los riesgos a la salud que estas sustancias al ser consumidas fuera de un contexto médico pueden provocar, no dudaron en administrarse dosis en pantalla y a vista de quien en esos momentos estuviera frente al televisor. Como profesora de educación física y directora de la carrera de pedagogía en educación física de una Casa de Estudios universitarios, que nos responsabilizamos de formar educadores físicos promotores de la salud y estilos de vida saludable, no puedo dejar pasar la oportunidad de señalar que prácticas como las aparecidas en dicho programa periodístico no forman parte del concepto de actividad física saludable y la educación física que queremos inculcar a nuestros estudiantes y que ellos a su vez lleven a las escuelas.

Rechazamos el uso de este tipo de sustancias fuera del ámbito médico y estimulamos a nuestros estudiantes a que incentiven en sus educandos la práctica sana de actividad física y ejercicio, estando consientes que es el único camino para disfrutar de todos los grandes beneficios que esta práctica y estilo de vida conlleva.

Creo que ofrecer tribuna a consumos de esteroides y prácticas inadecuadas, en un medio tan fuerte en el impacto en la familia y la comunidad en general, como lo es el medio televisivo, sin dejar absolutamente claro los costos de ello, es una imprudencia e irresponsabilidad social que no estoy dispuesta a dejar pasar sin al menos plantear mi desacuerdo personal y el de la orientación real de la carrera que lidero.

Alejandra Moffat.

Publicado: 07/09/2010

Relacionados: