• 12/diciembre/2016 •

Felipe Alessandri tendrá que asumir su rol de alcalde

<b>Patricio Herman</b><br>Patricio Herman Pacheco es presidente de la Fundación “Defendamos la Ciudad”, organización civil sin fines de lucro, cuyo ámbito de acción es fiscalizar las actuaciones de aquellos que ejercen el poder político, cautelando los derechos de las comunidades en los sectores de Vivienda, Urbanismo, Medio Ambiente, Transportes y Telecomunicaciones, Obras Públicas y Patrimonio Histórico. Comentarista semanal en radio Nuevo Mundo y ocasional en radio Bio-Bio, columnista habitual en Ciperchile, El Mostrador, La Nación, Estratégia, Clarín, Cambio21, El Ciudadano, radio de la Universidad de Chile, radio Cooperativa y ocasionalmente en otros medios en donde se cultiva la libertad de expresión. //www.defendamoslaciudad.cl @p_herman

Patricio Herman
Patricio Herman Pacheco es presidente de la Fundación “Defendamos la Ciudad”, organización civil sin fines de lucro, cuyo ámbito de acción es fiscalizar las actuaciones de aquellos que ejercen el poder político, cautelando los derechos de las comunidades en los sectores de Vivienda, Urbanismo, Medio Ambiente, Transportes y Telecomunicaciones, Obras Públicas y Patrimonio Histórico. Comentarista semanal en radio Nuevo Mundo y ocasional en radio Bio-Bio, columnista habitual en Ciperchile, El Mostrador, La Nación, Estratégia, Clarín, Cambio21, El Ciudadano, radio de la Universidad de Chile, radio Cooperativa y ocasionalmente en otros medios en donde se cultiva la libertad de expresión. http://www.defendamoslaciudad.cl @p_herman

En razón a que estamos ante hechos que más adelante relatamos, reiteramos que dicho inmueble patrimonial construido en 1920, localizado en la esquina sur-poniente de Rosas con Morandé, bajo ninguna circunstancia se puede demoler si nos atenemos a las claras disposiciones reglamentarias de la Ley General de Urbanismo y Construcciones (OGUC).

Estamos conscientes que en Chile abundan las pillerías para que ciertos actores del mercado inmobiliario, siempre los más grandes e influyentes, sobrepasen los marcos regulatorios que el Estado se ha dado y en no pocas ocasiones hemos detectado connivencias público-privadas para violar las normas, ya sea de la ley Nº 17.288 del Consejo de Monumentos Nacionales como los propios Planes Regulares Comunales (PRC) pues con esas trampas el sector privado se embolsa mayores ganancias en sus emprendimientos.

El tradicional edificio en comento no se puede demoler porque, como lo hemos dicho hasta el cansancio, el acto administrativo del 25 de enero de 2008 cursado por el Director de Obras Municipales (DOM) de Santiago a una empresa del ex político y ex controlador de la Universidad Arcis, Max Marambio, con el cual se permitía el reemplazo del mismo por una espigada torre habitacional de 34 pisos había caducado de pleno derecho el 24 de enero de 2011, tal como lo ordena el artículo 1.4.17 de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones (OGUC).

El propio DOM y todos sus colegas arquitectos que se desempeñan en esa municipalidad sabían que se tenía que declarar la caducidad del permiso, pero por motivos que lindan con el surrealismo, ese funcionario se negaba sistemáticamente a ejercer sus atribuciones.

Ahora bien, el mismo reciente día en que Carolina Tohá le transfirió la alcaldía a Felipe Alessandri, el temerario empresario titular del negocio inició la demolición del inmueble, motivo por el cual el abogado ecologista Luis Mariano Rendón con la nueva concejal Rosario Carvajal se entrevistaron en el día siguiente con Alessandri, a quien le representaron que la destrucción del inmueble patrimonial era ilegal por las razones expresadas.

El nuevo alcalde, quien se ha desempeñado por 8 años corridos como concejal de esa comuna, les respondió que conocía muy bien la situación y que, con sus colaboradores de confianza, iba a examinar los hechos para así adoptar la decisión que en rigor corresponde.

Todos sabemos que las instituciones más “desobedientes”, por no emplear una palabra más dura, de la Administración del Estado, son las municipalidades y al respecto reproducimos lo que decía críticamente Gustavo Sciolla, ex contralor general de la República en su última cuenta pública : “los municipios y otros organismos públicos no obedecen o dilatan el cumplimiento de los dictámenes de la Contraloría“. Otros contralores generales dicen lo mismo, por ejemplo Jorge Bermúdez, afirmó en entrevista del 19 de junio pasado que “no nos podemos dar el lujo de tener municipios tan precarios”    

Así las cosas, estaremos atentos al desarrollo de los acontecimientos pues si se aplica la ley, como esperamos, el alcalde Alessandri, como jefe del DOM, debe obligarlo para que éste, si fuese necesario con la asistencia de la fuerza de Carabineros, dicte una inmediata paralización de faenas y enseguida, unas semanas después, se deberá restaurar la edificación con la tutela de los expertos municipales, para que se mantenga erguida exponiendo su belleza para beneplácito de la ciudadanía y de los turistas que nos visitan.

Después que ello ocurra, el empresario podrá contratar a un abogado, de los tantos que abundan en la plaza, para que interponga los recursos judiciales que estime conveniente en defensa de su derecho a lucrar en desmedro del patrimonio arquitectónico de la ciudad de Santiago.

 

Patricio Herman

Relacionados: