• 10/noviembre/2010 •

Fortalecer la autoestima en los niños

<b>Margarita Sandoval Gutiérrez</b><br>Académica de Psicología Universidad San Sebastián.

Margarita Sandoval Gutiérrez
Académica de Psicología Universidad San Sebastián.

El concepto de autoestima se usa para referirnos a la valoración del uno mismo. Se espera lograr una autovaloración realista, logrando aceptarse y aprendiendo a superar las debilidades.

Claramente, es de vital importancia, entonces, fortalecer la autoestima, es decir la autovaloración en niños y niñas. ¿Para qué? La autovaloración temprana, desde la niñez, permite el descubrimiento y desarrollo de potencialidades en todas las áreas de la vida. Los menores confían en sí mismos, se sienten seguros y abiertos a explorar sus habilidades y superar las frustraciones.

Esto, a su vez, les permitirá perseverar en sus proyectos y relacionarse con pares y adultos de una manera segura, cuidándose a sí mismos y manteniendo relaciones simétricas y respetuosas. Los niños con una buena valoración de sí mismos logran conocerse y explorar las diversas áreas de habilidad –social, cognitiva y emocional–, para luego ir desarrollando su identidad y autonomía.

Los padres y profesores pueden estimular el crecimiento de esta autoestima, validando a los niños y niñas en sus intentos por hacer nuevas actividades, por probar sus habilidades, respaldando sus emociones y creyendo en ellos. A la vez, es complementario corregir las autoafirmaciones negativas como “soy tonto” o “nada me resulta”, a formulaciones como “me equivoqué, probaré de nuevo”, guiando los nuevos intentos y no haciendo las cosas por ellos.

El estimular sus potencialidades y validarlos como legítimos otros es una tarea de todos, no sólo de padres y profesores, por lo que se requiere de una actitud de respaldo también de nosotros mismos como adultos para ser transmitidas a nuestros niños.

Margarita Sandoval Gutiérrez.

Publicado: 10/11/2010

Relacionados: