• 10/Julio/2017 • Política,Sociedad
A- A A+

Frente a Frente

Mauricio Gallardo Castro
Mauricio Gallardo C
Consultor y Capacitador
Brigham Young University / BYU
www.maurigallardoc.tk
@maurigallardoc

Con la perspectiva en pie, el tiempo se nos reduce a algo así como, minutos. Esa sensación ha venido a quedarse para no irse más y como si esto fuese poco, el detalle de los gestos se transforma en la buena excusa para dar una nueva mirada sobre lo que nos enseñan cada día.

Los embates, las diferencias, declaraciones y por sobre todo, observaciones. No dejan a nadie fuera del rango de posible complicidad, aunque la demostración es un poco más compleja de lo esperado. Mientras que, simplemente, el criterio (entendiendo que lo hay) se encarga de dar su pauta. Nada esperanzador para quienes sí tienen una mínima idea del eventual bochorno que esto podría significar.

Lo fundamental ya está a la vista, ahora el paisaje se hace más claro, pero no muy alentador si esto además es gracia y parte de la comodidad que por defecto traía cada “buena intensión”. Digamos que lo único que debemos notar en todo esto es, si por alguna razón menos ostentosa, las invitaciones u “oportunidades” a jugar con ciertas sensibilidades, eran visto con algo de incomodidad o desde la absoluta confianza, indicando entre otras cosas, la poca rigurosidad para actuar dentro de un círculo de gestión evidentemente pública.

Lo que deja entre dicho tal observación, es si cada perspectiva tenía asimilado o entendido un nivel de clientelismo, o simplemente estamos hablando del paso que deja el poder de quienes, con clara ventaja, proponen tal inquietante condición.

El estado emocional es fundamental para el manejo de organizaciones de no pocos, lo que dice esto es que, a lo menos, un buen porcentaje de la opinión pública, siempre destaca este aspecto cualitativo por sobre lo que sea, incluso, sobre generaciones anteriores, demostrando que, aunque el criterio contingente acuse fuertes perturbaciones, lo mejor es dar una mirada a la experiencia.

Digamos que en la actualidad esta idea o doctrina corre un simbólico peligro. Desde líderes hasta los buenos novatos, ya forman parte de una consolidación distinta a lo que oficialmente puede ser reconocido, es decir, los observadores en general, deben considerar que por un lado, la experiencia es sin duda una señal de estabilidad, pero eso no se establece como una propiedad hoy en día. La empatía por otro lado, juega un rol mucho más activo, claro que, dentro y fuera de cualquier organización que se estime con poder.

Mientras que se esté a la espera de que las pautas se sitúen correctamente y lo antes posible, el bien común de un conglomerado ideológico estará en capilla, esto por lo menos, hasta que las reglas vuelvan a hablar claro y conciso sobre sus bases, con el único sentido de volver a las robustas identidades. Reconociendo la finalidad general por sobre el atributo personal.

Nada peor que concentrar las miradas sólo en las capacidades y dejar de lado la transversalidad o representatividad de los actos. Un problema no menor y muy actual, dentro de las nuevas posibilidades de mejoramiento, calidad e identidad de sus actores.

El potencial de resultados por parte de eventuales errores es tan crucial como el de una buena organización y sus metas. Poner estas identidades en distinto orden de prioridades, es muy grave si por lo demás, no obedecen a un cierto valor funcional.

El manejo de ello y con perspectivas positivas para todos los involucrados, es una buena señal y al mismo tiempo un presagio de largo aliento. Por otro lado, hablar, por ejemplo, con claridad, no es suficiente o mejor dicho, no es a través de ello completamente demostrable una consolidación transparente para el manejo público. Siempre hacen falta los hechos, lo mismo para el ámbito privado. Es por ello entonces que un líder, al notar alguna que otra incapacidad de control, dice simplemente que el objetivo ha cambiado, por lo menos, en algunos de sus actores o áreas bajo su campo de efecto.

Es de esperar que siempre el ánimo de cualquier individuo u organización se sitúe en el mejorar, proyectar y solucionar a la brevedad algo que puede transformarse en una crisis de proporciones y que comprometa el doctrinario bien común. Un daño leve es aceptable, uno mayor, es controlable, pero cuando hablamos de algo que comprometa, incluso, la fe pública, estamos ante una situación de alarma hacia fuertes cambios.

Lo bueno de todo esto, es la posibilidad de que existan las instancias y espacios para que lo uno o lo otro ocurra, desde la no bienvenida imperfección, hasta el buen ajuste a la medida del enriquecimiento al valor de la empatía.

Una vez más hablamos de que cada fundamento viene acompañado de una robusta maquinaria de soluciones ante eventuales mejoramiento que requiere, por supuesto, a través del tiempo, un buen ajuste. Dicho esto, acordamos siempre que la posibilidad de cambios es por decir lo menos, parte esencial en las doctrinas de una buena organización, sobre todo cuando evitamos, entre otras cosas, jugar a las culpas o simple juego del poder.

Nada de otro mundo si además vemos muchos ejemplos de encuentros con realidades menos esperadas desde un punto de vista ideológico. Pues podemos decir que la actualidad y la contingencia, siempre caerán en la categoría de un dibujo sin avanzados detalles, es decir, un constante croquis. Lo que invita en definitiva a replantearse frente a frente.


Mauricio Gallardo Castro
@maurigallardoc
#mgcconsultingcl

GD Star Rating
loading...

Relacionados:

Clima de Acuerdos

Clima de Acuerdos

En el marco de lo contingente, nos encontramos con situaciones que dejan señales muy interesantes, pero por sobre todo, más complejas que antes. Esto quiere decir que, en el tiempo (Más...)
21 Jul 2017
Escenario y Probabilidades

Escenario y Probabilidades

En cada aspecto público, siempre encontramos ciertos detalles que si no son tomados con la debida franqueza y habilidad, puede que ello se transforme en un torbellino de proporciones. La (Más...)
14 Jul 2017
Espalda Política

Espalda Política

Es cierto, tal parece que nunca estamos preparados para novedades, quiere decir además que, tarde o temprano debemos acostumbrarnos a corregir todo lo que venga en el camino, sea económico, (Más...)
30 Jun 2017
Cauces al Poder

Cauces al Poder

A semejanza de cómo la naturaleza nos puede sorprender, es bueno hacer de vez en cuando algunas asociaciones que a simple vista esto puede ser muy leccionario en un corto (Más...)
24 Jun 2017
Entre vistas

Entre vistas

Conscientes o no de cómo deberíamos llevar nuestras apreciaciones, cabe recordar que no siempre el ideal es un buen presagio para decidir correctamente a dar el siguiente paso. Una vez (Más...)
19 Jun 2017
La Idas y Vueltas

La Idas y Vueltas

Durante las últimas semanas, se ha notado un cierto ánimo o frenesí en busca de encontrar el antídoto perfecto sobre los grandes temas en discusión que, aunque no se quiera (Más...)
09 Jun 2017
La Nueva Etapa

La Nueva Etapa

De no ser por algunas experiencias que nos registra la historia, todo se vería como una densa nebulosa. Afortunadamente eso no es así hoy en día, es decir, podemos discutir (Más...)
02 Jun 2017
La República

La República

Factores como la economía, loa cambios sociales, las alternancias en el poder. Tienen hoy en día a las naciones un tanto inquietas respecto a la eventual inestabilidad que ello ofrezca, (Más...)
26 May 2017