• 22/marzo/2011 •

Fósil Dependencia

<b>Francisco Mena</b><br>Director Ingeniería Comercial Universidad San Sebastián.

Francisco Mena
Director Ingeniería Comercial Universidad San Sebastián.

Nuevamente el petróleo vuelve a impactar las economías del mundo y de Chile, ya que la actual economía digital o de red que estamos viviendo, produce que la crisis que vive el medio oriente esté teniendo efectos inmediatos. Los consumidores y empresas sentirán desde esta semana los primeros efectos directos. A partir de este jueves, las bencinas mostraron una nueva y significativa alza.

Somos altamente dependientes de la energía que nos puede suministrar el mundo, y mientras no se solucione nuestra matriz energética seguiremos con estos vaivenes económicos que nos quitan competitividad y disminuyen nuestros ingresos reales. Aumentarán los precios de los alimentos, el transporte, las deudas contraídas en UF, los créditos, y se incrementarán los precios de todos los productos derivados del petróleo. Además, se prevé una caída en la producción en rubros sensibles al uso intensivo de combustible, lo que impactaría en el PIB, en la medida que estas alzas de combustibles se mantengan.

¿Qué hacer? Una opción es que intervenga el Banco Central y vuelva a subir las tasas de interés para contener la presión inflacionaria. Una segunda solución es realizar las correcciones o ajustes al SIPCO (Sistema de Protección ante Variaciones de Precios de Cobustibles), ya que éste opera en forma automática reduciendo el impuesto específico a los combustibles cuando el precio aumenta mucho. Este ajuste es viable hasta que se llega a la línea cero de impuesto. Por último, están los fondos de estabilización que ya se han usado antes y tiende a dar una mayor estabilidad a los precios.

Francisco Mena Bastidas.

Publicado: 22/03/2011

Relacionados: