• 16/diciembre/2009 •

Hermógenes: ¿Por qué no te callas?

<b>Jacinto Gorosabel</b><br>Ex Presidente Nacional de la Juventud UDI. Colaborador Comando Presidencial de Sebastián Pinera.

Jacinto Gorosabel
Ex Presidente Nacional de la Juventud UDI. Colaborador Comando Presidencial de Sebastián Pinera.

“¡¿Por qué no te callas?!”, fue la frase que hizo famosa el Rey de España cuando, hastiado de escuchar la aburrida letanía de quejas de Chávez, le espetó imperativamente silencio, logrando concitar la atención y también la admiración de millones en el mundo.

Hoy no es Chávez quien monologa resentidamente, sino el destacado ex columnista mercurial, Hermógenes Pérez de Arce, quien se ha encargado de proclamar a los cuatro vientos que no apoyará la candidatura presidencial de Sebastián Piñera, porque –según afirma el abogado- el abanderado de la Coalición “no es confiable”.

Pero, hagamos un poco de memoria para tratar de entender esta obsesión del Sr. Pérez de Arce con Piñera. En 1989 Piñera y Hermógenes se presentaron como postulantes al Senado, logrando el actual abanderado presidencial ser electo como Senador con un 22,77% de los votos, mientras Pérez de Arce consiguió sólo un 14,58%. Todos sabemos que las competencias electorales entre RN y la UDI siempre han sido particularmente rudas y que a menudo dejan lesionados en el camino. Pero, cualquiera pensaría que después de 20 años, las heridas están cicatrizadas y los rencores superados. Sin embargo, este no parece ser el caso de don Hermógenes quien, durante dos décadas ha destilado periódicamente desde su columna una pertinaz animadversión en contra de quien lo derrotara en aquella ocasión. Todavía Pérez de Arce, acusa veladamente a Piñera de haberlo espiado durante esa campaña, pues habría descubierto que en su comando electoral existía un “topo” del empresario, es decir, un infiltrado que informaba de las actividades del frustrado candidato a senador. Con parecida amargura, don Hermógenes relata que Piñera también sería el responsable de otros actos no menos pintorescos y curiosos como la misteriosa falla que silenció a los micrófonos durante un acto suyo en el Estadio Nacional, la desaparición de sus carteles de propaganda y hasta de que se le volara un globo con su slogan de campaña (Pérez de Arce detalla que este globo le costó $700.000 y que habría terminado en…Australia).

El 31 de diciembre de 2008, Hermógenes se despedía desde El Mercurio aduciendo como razón para abandonar su vieja columna que sus lectores, habían abandonado las “ideas de derecha” al momento de adherir a la candidatura presidencial de Piñera quien, según el ex columnista mercurial, jamás debería ser respaldado pues el empresario votó “No” en el plebiscito de 1988 y además criticó duramente al gobierno de las FFAA. Para Hérmógenes, las “ideas de derecha” equivalen a la defensa incondicional del régimen militar y de Augusto Pinochet. Al respecto, sólo cabe decir que la defensa de un gobierno pasado, cualquiera que éste sea, no es un proyecto político, ni siquiera es un principio, un valor o una idea. Es absurdo decir que una persona es o no de derecha por la opinión o el juicio que tenga respecto de una etapa de la historia y más absurdo aún es pretender que en el 2009 la política siga orbitando en torno al eje dictadura-democracia de 1988 (aunque ahora la Concertación intente recrear este escenario artificial).

Finalmente, Hermógenes anuncia su rechazo a Piñera esgrimiendo como argumento la multa que la SVS aplicó al empresario por la falta administrativa que cometió a propósito de su compra de acciones de LAN. Pérez de Arce, tal como lo hiciera Frei en el debate presidencial de septiembre de este año, confunde interesadamente “falta” con “delito” y dice que Piñera usó información privilegiada, afirmación que es falsa, como le consta al directorio de la ONG “Chile Transparente” que ha anunciado su renuncia precisamente con motivo de un informe emanado de esa organización, en el cual se consignaba la misma errónea conclusión. Pero, no conforme con sostener esta equivocada aseveración, el ex columnista, bordeando la injuria, escribió en la que parece ser su nueva tribuna periodística (The Clinic): “Si como particular Piñera no pudo resistir la tentación de ganar 330 millones de pesos en una “pasada”, ¿qué garantía tenemos de que va a resistir, como Presidente de la República, la de ganar 330 millones de dólares o más en otra “pasada”, contando con toda la información privilegiada de que se goza por la naturaleza de ese cargo?”. Y es este párrafo el que me ha hecho dejar de lado la admiración que sentía por la agudeza y buena pluma de Hermógenes para decirle: ¿por qué no te callas? y pedirle, por favor, que vuelva definitivamente al silencio que nos prometió a sus “ex feligreses”.

Es una cruel paradoja constatar cómo un hombre que ha dedicado tantas energías a combatir los errores de la Concertación termine, ¡justo ahora que la vieja coalición está a punto de ser derrotada!, en la misma trinchera “antipiñera” junto a quienes fueron sus adversarios. Es triste ver a Hermógenes combatiendo contra Sebastián Piñera, hombro con hombro, junto a Escalona y Lagos, a Aylwin y a Frei.

Jacinto Gorosabel.

Publicado: 16/12/2009

Relacionados: