• 17/mayo/2011 •

¿HidroAysén? Mejor sumamos energías lógicas

<b>Loreto Ibañez Fontan</b><br>Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Magíster en Persuasión, Propaganda y Manipulación de Masas. Ha trabajado en varios medios de prensa, principalmente en Televisión. Como discípula de importantes escritores de la talla de Pía Barros, Pablo Simonetti y Andrés Rojo, ha ganado varios concursos Literarios, en un género que ella misma define como "realista y pornosoft... la realidad oculta que cada uno de nosotros lleva dentro".

Loreto Ibañez Fontan
Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Magíster en Persuasión, Propaganda y Manipulación de Masas. Ha trabajado en varios medios de prensa, principalmente en Televisión. Como discípula de importantes escritores de la talla de Pía Barros, Pablo Simonetti y Andrés Rojo, ha ganado varios concursos Literarios, en un género que ella misma define como "realista y pornosoft... la realidad oculta que cada uno de nosotros lleva dentro".

Estoy al borde de declararme incompetente, pero casi siempre estoy al borde lo mismo. Sobre todo cuando los más difícil no es escribir sobre HidroAysén, sino intentar mantener la coherencia.

Recién llevo en Chile una semana, y la información al respecto me parece un verdadero bombardeo. La aprobación de la Central Hidrieléctrica, es en sí un verdadero bombardeo.

Por eso, antes de ir a las «cifras y datos duros» que exige todo artículo que pretenda ser serio, voy a hacer algunas confesiones, que más de alguien (también como siempre) le va a molestar, y yo, tendré que seguir aguantando este bruxismo que ya me va a dejar sin dientes por tanto apretar la boca.

La mitad de mi escueto ser, esa apasionada e idealista, se declara en contra de HidroAysén y todas aquellas «Centrales» que atenten contra el medioambiente… porque esa parte de mí, comprende perfectamente, que el medioambiente no es en absoluto renovable. Entonces me baja la guerrillera ecológica y despotrica, pateo, tecleo… todo con más rabia que nunca.

Sin embargo mi otra mitad, aquella racional, lógica (que a veces, y aunque no lo crean, también tengo), se declara prácticamente a favor: esto, porque yo misma, como muchos de ustedes, nos quedamos en las quejas, pero olvidamos que lo importante que es la acción…. Resulta que me paso más de catorce horas al día organizando manifestaciones de protesta, pero ¿cómo lo hago? Utilizando mi computador, mi teléfono celular, con las luces encendidas, tirando la cadena del baño cada vez que me levanto a hacer pipí, fumando más de la cuenta cuando escribo… ¿Entonces? ¿no les parece que yo misma soy parte de una contradicción en la que muchos estamos envueltos?… No les pido que respondan en público; sólo ruego que logren (logremos) tomar un poquito de conciencia real.

Así y todo, un sondeo realizado por el Diario La Tercera, señala que un 74 por ciento de los chilenos, rechaza la aprobación del Proyecto HidroAysén (que, al menos para mí hace rato dejó de ser «proyecto»). La misma encuesta muestra una resistencia transversal… en la izquierda, el 87 por ciento se opone, mientras que en la derecha, un 59 por ciento estaría en contra. Un 83 por ciento de los encuestados cree que la iniciativa tendrá un alto impacto ambiental (yo me sumo a tal 83 por ciento), pero lo curioso, y ridículo… es que un 72 por ciento de los chilenos (entre los cuales también me sumo), «estima» que la Central se llevará a cabo de todas maneras.

Por ahora, y entre las miles de declaraciones de «personas relevantes» (pienso que todas las personas somos relevantes, pero bueno), dentro de las más, no exactamente atinadas, sino sinceras, son las de la Ministra de Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, quién ya señaló que, «debido a haber otorgado asesorías a empresa vinculada a la mega central, habrá que ver si debo inhabilitarme en votación de HidroAysén»… La misma Ministra, respecto del trazado eléctrico (segundo paso una vez construida la Central) agrega que «Cualquiera de estas energías necesita líneas transmisoras, pues no existen las líneas invisibles, y TODO CAUSA ALGUN IMPACTO»…

Impacto me causó ver las imágenes del pasado viernes en el sector de Plaza Italia: Carabineros de Chile estimó en cerca de 30 mil las personas que marcharon en contra de la Central Hidroeléctrica… pero también el balance de Carabineros de Chile, arrojó 67 personas detenidas, 10 funcionarios policiales heridos y siete manifestantes fueron puestos a disposición de tribunales… El dato que no logró encontrar, es cuántos manifestantes resultaron heridos, pese a que por algo el Intendente de la Región Metropolitana, Fernando Echeverría, ya salió a desmentir excesos policiales…

El asunto es que para el próximo 20 de mayo, ya se anuncia una nueva movilización ciudadana… por lo tanto, algunos días nos quedan para pensar que:

1.-Aparte del caso puntual de HidroAysén, se nos viene cerca de una treintena de Centrales de diverso tipo para generar energía…. todas con mayor o menor grado (yo digo MAYOR QUE MENOR) de impacto ambiental.

2.-Que existen otras formas de energía: la eólica, la solar, la geotérmica y la mareomotriz…. pero todo esto empieza a marearme, yo sigo perdiendo energía, mi propia energía,por tanto protestar, sin ni siquiera darme el trabajo de gastar energías en el ACTUAR, y lo que es definitivamente PEOR… Sigo gastando energía teniendo encendidos aparatos que gastan más energía que la que yo misma estoy perdiendo.

No es que quiera escaparme de las utopías, pero opino que lo más lógico es convertir las utopías en sueños, y los sueños en acciones concretas…

Se me «agotaron las pilas», así que voy a «desenchufarme por un rato….

Casi «Apagadamente»,

saluda a todos ustedes con lo que nos queda de energía.

Loreto Ibáñez Fontan.

Publicado: 17/05/2011

Relacionados: