• 13/abril/2020 •

Homeschooling, abandonar la educación tradicional

<b>Carolina Montebruno</b><br> Directora del Área de Diseño y Arquitectura de Grupo Gourmet

Carolina Montebruno
Directora del Área de Diseño y Arquitectura de Grupo Gourmet

El Homeschooling es literalmente abandonar el colegio que todos conocemos, para dejar el sistema educativo tradicional y realizarlo100% en casa. Este es un movimiento que inicia en los años 60 en USA, cuando comienzan a aparecer estudios donde se cuestiona el proceso educativo. Actualmente por las crisis de movilidad social, está tomando un nuevo aire a nivel mundial.

Este término “Homeschooling o educación de los niños en casa” es asumir de forma integral la educación de los niños y que pasa a ser un estilo de vida para todas las familias que optan por esta metodología. Para esto hay que tener claro que el aporte de tiempo de las personas que guían este sistema (normalmente los padres) es imprescindible, lo mismo que los espacios necesarios para poder desarrollar esto. Hay que tener en claro que, para hacerlo es absolutamente necesario tener un espacio adaptado como salón de Homeschooling, ya que una parte muy importante es que los niños aprendan a separar lo que es estar en casa y lo que es estar en clases.

Para que los niños entiendan esta diferencia es necesario delimitar de buena manera las “zonas libres” y las “zonas de estudio” de la casa. Por ello, primero tenemos que tener una habitación o lugar cerrado (con puerta) que fomente la concentración, como también trabajar en conjunción con otras áreas que son claves para lograr el éxito, como lo son el mobiliario, la decoración, la ventilación y la iluminación. Si bien esto suena muy riguroso, cada familia puede delimitar como quiera su casa y hacer lo que para ellos funcione mejor.

Lo importante es entender cuales son las cosas básicas que debemos tener en nuestra casa para para disponer de un buen lugar de Homeschooling. Por un lado, el área; es muy importante entender que el Homeschooling busca potenciar de manera exponencial la creatividad de los niños, por lo que el diseño de los espacios que utilicemos tiene que estar orientado hacia esa línea de trabajo/educación.

Los escritorios y mobiliarios adecuados, van a depender de cuantos niños son los que participan de la actividad, para conocer el número de puestos de estudio. Es sumamente importante que cada niño tenga su propio espacio. La norma básica es que estos espacios sean cómodos, con sillas y mesas adecuadas a la edad de los niños, con espacios para guardar cosas y dentro de esto es que se sientan y comprendan que ese es “su espacio”. ¡Importante!, no tenemos que olvidarnos que los materiales tienen que guardarse en algún lugar, por lo tanto, dentro del mobiliario hay que pensar en estantes, repisas y closet que nos ayuden a esto.

El espacio del profesor debe tener su espacio de planificación de las clases tiene y es muy recomendable que se encuentre dentro de la misma habitación del homeschooling, ya que no es recomendado que comparta con otros lugares/ubicaciones dentro de la casa que son utilizados para uso común.

Por otro lado, tener un sistema de audio o proyector es sumamente útil a la hora de mostrar cualquier material audiovisual, videos de experimentos, presentaciones de los niños, material educativo “envasado”, videos de música educativa, etc. Hoy el proyector y el audio son participantes de la gran mayoría de saladas de clases.

A través del tiempo y dependiendo de la cantidad de niños, los libros se van acumulando y un buen librero organizado por temas o áreas, puede ser de gran ayuda en el orden y en la educación de nuestros niños. Asimismo, las pizarras o papelógrafos son una excelente opción, aunque depende del estilo de aprendizaje si lo instalan o no, ya que hay tendencias en las que no quieren una pizarra en la sala de clases, también hay que entender que a los niños (sobre todo a los más pequeños) les gusta expresarse. Y una de estas nos permite la libertad de dibujar y expresarnos, es cosa de ver como los niños de cualquier edad se vuelven locos cuando les damos la libertad de hacer dibujos en pizarrones o papelógrafos.

El Home School es una forma más de educación para nuestros niños, todos somos libres de elegir dentro de nuestras posibilidades lo que creemos que es mejor para ellos. Pero, si queremos aclarar que es una actividad que necesita compromiso, tiempo, dedicación y voluntad al 100%, por lo que no es una tarea fácil para los padres.

 

Carolina Montebruno
Directora del Área de Diseño y Arquitectura de Grupo Gourmet

Relacionados: