• 22/julio/2013 •

Iluminados por la Confusión

<b>Hermógenes Pérez de Arce</b><br>Columnista, Político y abogado.<br>--<br><a target="_blank" href="http://blogdehermogenes.blogspot.com/">Pagina Web</a>

Hermógenes Pérez de Arce
Columnista, Político y abogado.
--
Pagina Web

Como es habitual, nadie me ha hecho caso. Peor para todos. El viernes aconsejé a la UDI designar a Golborne y no lo hizo. También aconsejé a Golborne que, en caso de no ser designado, iniciara la recolección de firmas. Es evidente que tampoco lo va a hacer. Bien. El aspirante mejor posicionado en todas las encuestas para enfrentar a Bachelet es dejado (y se ha puesto a sí mismo) fuera de carrera. Es una lástima que no se haya publicado, ya por dos veces consecutivas, la encuesta CEP, la más seria de todas. Debió haberse publicado aunque se hubiera bajado a Golborne, la primera vez. Mi pálpito es que habría mostrado la fortaleza de ese candidato, lo que habría tenido importancia ahora, tras la bajada de Longueira.

Ahora la CEP II tampoco se publicará, debido a la bajada de Longueira, pero sería de nuevo muy interesante que se diera a conocer de todas maneras. Porque el ambiente político se mueve al son de las encuestas, y si no las hay, se mueve según el «feeling» de los dirigentes políticos. Y en ese ítem la UDI tiene una enorme ventaja sobre RN, no porque tenga mejor «feeling», sino porque es más monolítica y resuelve las cosas. En cambio, RN va de un lado a otro, preocupándose de llevar a cabo ¡la agenda positora!, con su proyecto sobre el binominal y, en el tema presidencial, incurriendo en toda suerte de contradicciones y permitiendo que tengan lugar los más incréibles vaivenes, al son de Andrés Allamand, diciendo primero que no iba a ser candidato a senador y luego removiendo con poca elegancia y consideración a Catalina Parot para serlo; después, declarando «no estar disponible» para ser candidato presidencial si la UDI no lo apoyaba, y después tratando de hacer como que no lo dijo y mandando a su gente a discurrir mecanismos para competir con Evelyn Matthei por la candidatura.

Son todas señales de confusión. Lo único concreto es que Evelyn está lanzada y, hasta ahora, bien. Ha ocupado todas las pantallas y se ha sometido a todos los interrogatorios, saliendo muy bien del paso. En cuanto a Michelle Bachelet, en mal momento (para ella) se ha marchado a Nueva York. Las mayorías en las encuestas pueden tornarse volátiles. Y ha perdido el monopolio que tenía como única candidata mujer. En Chile las mujeres tienden a ser más conservadoras y suelen atemorizarse ante los panoramas impredecibles, como es el que rodea al programa anunciado por Bachelet.

En resumen, en medio de la confusión y a río revuelto, ganancia de la UDI.

Hermógenes Pérez de Arce

Relacionados: