• 01/mayo/2018 •

Inhibidores de señal

<b>José Andrés Ayestarán</b><br>
gerente general Drivetech

José Andrés Ayestarán
gerente general Drivetech

En los últimos días, la prensa ha hecho eco de la noticia de la caída de la banda “Los Boca Seca”, especialistas en el robo de camiones. Se muestra como una novedad el uso de aparatos inhibidores de señal para desactivar el GPS u otros sistemas de seguridad, pero que en el rubro son más comunes de lo que se cree. El problema, está en que la mayoría de las empresas de transporte no están preparadas.

Dichos aparatos, conocidos como jammers, actualmente pueden ser comprados en el comercio legal y no tienen ninguna restricción en su venta. Basta con buscar en sitios de compras en la web para encontrarse con equipos de estos, con valores que van desde los $400 mil.

Afortunadamente, hoy existen empresas que ofrecen sistemas contra este tipo de equipos y que permiten detectar la presencia de uno de estos, y detener el vehículo para que no sea robado.

Es importante llegar a un consenso respecto a la venta de los jammers. Quizás, no prohibir su comercialización, pero de partida que no los puedan comprar personas naturales, sino sólo empresas y que justifiquen de verdad su uso.

 

José Andrés Ayestarán
Gerente general Drivetech

Relacionados: