• 29/agosto/2011 •

La necesaria irresponsabilidad infantil…

<b>Jimena Zúñiga</b><br>Productora de TV, estudiante de Psicología, me gusta la música (nada de Arjona), el baile, el humor, los viajes y la aventura. Soy práctica y soñadora a la vez.

Jimena Zúñiga
Productora de TV, estudiante de Psicología, me gusta la música (nada de Arjona), el baile, el humor, los viajes y la aventura. Soy práctica y soñadora a la vez.

Ya hace un par de semanas que aparece en la prensa, noticias sobre niñas entre 6 y 10 años que han sido presentadas como “modelos” en distintos medios…

Hay niñas que trabajan como modelos de pasarela, de publicidad, presentan las nuevas colecciones de lencería, etc, etc… Están por ejemplo:

Ellen, una niña norteamericana que se “jubila” a los 6 años porque ya lleva muchos concursos a cuesta y que ademàs escribirá sus memorias y Thylane de nacionalidad francesa, tiene 10 años y modela desde los 4 años para Gaultier entre otros.

Así como en estos dos casos y muchos otros que deben existir por el mundo, esta idea es planeada por sus padres que quieren demostrar su chochera o por verse reflejados en sus hijos por el simple hecho de cumplir un sueño frustrado de ellos mismos no pudieron lograr.

En su mayoría, esto sucede con las madres que no pudieron cumplir su anhelo de ser reinas o modelos, o que quizás lo fueron y no conciben otro modo de ser.

Por eso, es importante recordar, explicar o enfatizar que en su fase de crecimiento, los niños absorben, son como esponjitas, deben vivir las etapas que les corresponde, permitirles que jueguen a ser mamás, a ser ejecutivas, a ser modelos, pero no hagan que lo tomen como algo serio, que no se convierta en algo normal dentro de sus vidas, solo como juego, hasta que tengan la capacidad de elegir por ellos mismos.

Son muchos los temas que se tratan acá, primero en la vida de los propios niños y niñas protagonistas inocentes de estas historias…, si ahora, se visten, se maquillan y los tratan como adultos, que será de ellos luego?… serán felices?, no lo creo, ya hemos visto casos de sobra de estrellas juveniles que no terminan bien. La naturaleza es sabia, por esto es que hay etapas que hay que vivir. De esta manera, podemos fijarnos que esto no los diferencia mucho de los niños que hacen trabajo forzados, por supuesto que hay diferencias que son físicas, visibles, además de las psicológicas que existen para ambos, pero el resultado puede ser el mismo.

Y por otro lado, ¿que pasa con los niños que observan esto? ¿con los espectadores de este ejemplo infantil? Pues lo mismo, el ejemplo más conocido es el de las adolescentes que admiran a las modelos, actrices y artistas en general, que se cuidan al extremo, tanto, que algunas terminan con anorexia, bulimia e internadas para rehabilitación.

Los padres deben entender que un niño no puede, ni debe cargar con responsabilidades, el niño solo debe jugar, explorar, aprender, crear. Quizás la tecnología se acerque cada vez más a los pequeños, pero si es bien usada, con cierto control, también permite la creatividad y con ello el aprendizaje. No tiene que ser necesariamente invasiva, tampoco debemos tenerle miedo, aprovéchenla y úsenla a su favor.

Permitan que los niños sean niños… dejen que disfruten su etapa de irresponsabilidad… literalmente hablando.

Jimena Zúñiga.

Publicado: 29/08/2011

Relacionados: