• 10/junio/2013 • Educación
A- A A+

La seria cuestión del lenguaje

<b>Braulio Fernandez Biggs</b><br> Doctor en Literatura, Pontificia Universidad Católica de Chile. Profesor de Literatura. Director del Centro de Estudios Generales (CEG), Universidad de los Andes.

Braulio Fernandez Biggs
Doctor en Literatura, Pontificia Universidad Católica de Chile. Profesor de Literatura. Director del Centro de Estudios Generales (CEG), Universidad de los Andes.

Frente a aquello desconocido, la palabra –recibida, creada– brinda la posibilidad (que es, en verdad, la categórica realidad) de identificar; entender, distinguir. Lo innominado y extraño lo es por extraño y sobre todo innominado: al nombrársele pierde bastante –sino casi todo– su poder terrorífico. Se atenúa.

Un niño frente a un animal cuadrúpedo de lengua roja que le enseña los dientes tiene miedo. Cuando logra decir “perro” no deja de sentir miedo; pero es claro que su miedo es distinto. Posee una naturaleza distinta. En el nombrar hay un algo de posesión, de dominio (y me atrevo) de control. Dice “perro” y no evita el ataque; pero al menos sabe quién o qué le ataca. Y esto cambia las cosas. ¿Por qué? Quizá porque lo innominado y lo desconocido son una oscura vastedad (que ya es decir algo); no así lo nombrado. Dicho de otro modo: la terrorífica vastedad de lo innominado y lo desconocido –que es, también, innominado por desconocido y desconocido por innominado– se sostiene precisamente en la ausencia de palabra. Conocer al enemigo (lo extraño) no me asegura la defensa ni menos la victoria. Pero me brinda una posibilidad de relación que, de otro modo, quizá me haría enloquecer…

Así, quizá, pretender que las palabras no tengan ese poder singularizador, evidencial, concreto, significante, sea un retorno al caos: a la siniestra desolación de lo desconocido por innombrable.Quienes sostienen que una palabra puede significar “cualquier cosa” quizá pretendan el caos…

Ante la noche, me alivia poder decir “noche”: comprendo, enmarco, limito, distingo. Sé lo que es y lo que no es. Puedo esperar, incluso. Porque gracias a que digo “noche” –y esto no sólo significa algo sino una realidad muy concreta– puedo decir (y esperar, y pensar e imaginar) “día”. Lo mismo al revés. Si no pudiera decir “noche”, tendría que decir algo así como “nada”: y esto, incluso, ya es decir mucho pues es decir algo… o esa misma nada, si pudiera entenderla y singularizarla.

Parece que con las palabras damos ser, entidad a aquello que nombramos. No absolutamente, claro –la realidad precede al lenguaje–, sino relativamente: subjetivamente. Diría que inteligimos ser. Eso que ya existe, que ya es antes y ante mí, y que se cierne sobre mí, cuando lo nombro, lo contengo, lo detengo, lo fijo, le doy “ser”, subjetivamente. Y puedo comunicarlo, puedo comunicarme.

Ahora: que algo sea para mí, ¿lo hace ser igual para todos? Difícil cuestión. En el educar hay algo de tradición en el sentido romano. Y de imitación, en el griego. “Flor” me es flor pues fue flor a mi madre, y antes de ella a mi abuela, y aún antes a todas las mujeres que dijeron y entendieron la palabra, por Eva, desde Adán, quien la dijo por primera vez: la inventó, la creó (no importa aquí ni el fonema ni el código; son convenciones)… ¿o la recibió de Dios?

¿Pero esa flor es la misma, más allá de su descripción (que llevamos a cabo con otras palabras… largo, ancho, color, aroma, apostura)? ¿Qué hay en la palabra, qué la hace, a un tiempo, subjetiva y objetiva? ¿Sólo un acuerdo, un pacto entre los hombres (o las mujeres)? Digo “flor” y veo: decimos flor y puede que nos declaremos la guerra… Por una misma cosa, que es a un tiempo cosa distinta.

Así la palabra, más allá de la convencionalidad del fonema o del signo, es una cosa total y parcial a un tiempo. Total, porque nos permite a todos entender lo mismo, hablar, comunicarnos. Como cuando el poeta dice “hierba”. Parcial, porque nos sume en dislocaciones y matices, en ángulos y perspectivas, en la singularidad de un quien que recibe esa palabra con toda la exclusiva individualidad de su ser recipiente.

Y de ello surge el diálogo, la necesidad de comprender/nos, de buscar genuinamente la verdad y no de asfaltarla sobre la cabeza del otro.

Braulio Fernández Biggs

GD Star Rating
loading...

Relacionados:

Innovando en la Educación

Innovando en la Educación

La Unesco señala en una de sus declaraciones que la educación transforma vidas, tiene el potencial de reducir la pobreza, promueve entornos más saludables, crea cultura de innovación y construye (Más...)
05 Oct 2019
Malas Políticas en la Admisión a la Educación Superior

Malas Políticas en la Admisión a la Educación Superior

El sistema único de admisión (SUA) a la educación superior incluye 41 universidades. Los alumnos, conociendo sus puntajes en la PSU, declaran sus preferencias sobre las distintas carreras. Por su (Más...)
24 Jul 2019
¿Está presente la ética en el currículo universitario?

¿Está presente la ética en el currículo universitario?

En la actualidad, la ética está viva y campante, parece estar de moda y enseñorearse dentro de la cultura contemporánea como un ave exótica, vistosa y llamativa, pero lamentablemente no (Más...)
19 Jul 2019
Niñez: ¿Costo u oportunidad?

Niñez: ¿Costo u oportunidad?

La niñez y la juventud representan la renovación indispensable para garantizar la permanencia y transmisión de valores, tradiciones y ese complejo legado cultural que conforma el patrimonio intangible de una (Más...)
18 Jul 2019
Transformando la educación a través de la VCM

Transformando la educación a través de la VCM

Contribuir al desarrollo de la sociedad en la que nos encontramos insertos y nutrirnos de ella para mejorar y alinear la formación de los estudiantes a las demandas del país, (Más...)
05 Jul 2019
Furukawa Despliega su Programa  de Certificaciones 2019 en Chile

Furukawa Despliega su Programa de Certificaciones 2019 en Chile

La multinacional de origen japonés inició su programa intensivo de Capacitaciones 2019 para Canales, Integradores y Socios de Negocios en Chile, con el objetivo de entregar al mercado profesionales con (Más...)
12 Jun 2019
Consumo de drogas en Universitarios: dejemos de llegar tarde!

Consumo de drogas en Universitarios: dejemos de llegar tarde!

Duele leer los resultados de la encuesta de consumo de drogas realizada por SENDA en estudiantes de educación superior. Duele ver a nuestra futura generación de profesionales comprometidos con el (Más...)
06 Jun 2019
Violencia escolar, nos estamos anestesiando como sociedad

Violencia escolar, nos estamos anestesiando como sociedad

El caso de un estudiante en la ciudad de Puerto Montt, que ingresó con una máscara a un colegio y disparó en el cuello a otro alumno, refleja que la (Más...)
31 May 2019