• 04/junio/2015 • Sociedad
A- A A+

Las jornadas de protesta, la represión y las tareas pendientes

Alfredo Armando Repetto Saieg
teorianacionalypopular.blogspot.com.ar
Soy chileno y Licenciado en Ciencias Políticas. Estudié en la Universidad de Buenos Aires, en Argentina, país del que guardo los mejores recuerdos. Me especialicé en Relaciones Internacionales y mayormente me interesan los procesos políticos de mi país en particular y de Latinoamérica en general. Tengo cuenta en Facebook y en FacePopular donde publico todos mis comentarios. He escrito 12 libros. Estos pueden descargarse desde mi blog donde también es posible leer los artículos que semanalmente publico. La dirección del mismo es: http://teorianacionalypopular.blogspot.com.ar/

A Marx y Engels (que durante decenios analizaron el desarrollo del movimiento obrero y el ascenso de la revolución socialista global) les quedó claro que el tránsito desde el capitalismo al socialismo sería largo y doloroso, que constituía un período de batallas contra el capital en todos los frentes y que el triunfo era viable sólo con la colaboración y el compromiso de los trabajadores en su conjunto. Hablaban de unidad y también de cambio, el cual en el caso de nuestro país quedará asegurado siempre que no nos desviemos del camino, es decir, hacia las reformas “en la medida de lo posible” que caracterizan al duopolio.

En otras palabras, la consolidación del poder popular se consigue porque a través de las bases del movimiento social hacemos realidad el pleno respeto por los derechos humanos apoyándonos en las mayorías, considerando como objetivo primero la incorporación de todos los sectores oprimidos a la gran obra creadora de la (r)evolución: la participación de los asalariados y estudiantes en esta lucha es la manera en que la transformación se vuelve irreversible. De hecho, a pesar de la declaración conjunta de los partidos, de la comisión Engel, del cambio de gabinete, de la represión contra los estudiantes, de las mentiras, del falso llamado al diálogo y del intento del 21 de Mayo donde se trató de instalar una agenda de gestión antes que de reformas, la élite no ha podido retomar la iniciativa: ni siquiera la UDI y RN pudieron aprovechar la debilidad del gobierno- tampoco los flancos abiertos por el caso Martelli que perjudica principalmente a la “Nueva Mayoría”- porque la Alianza también está involucrada en esos ilícitos.

La unidad en la acción es central. Ocurre que el capitalismo nos divide premeditadamente para que un puñado insignificante de los trabajadores “privilegiados” solidarice y aún defienda los intereses de la élite: quienes entendimos lo que significa la lucha de clases, batallar por un Chile democrático y justo, los que sabemos del continuo sabotaje organizado a los gobiernos populares por parte de los patrones y los que no aceptamos la corrupción porque ésta es un problema estructural que va más allá de la ética, despreciamos a los arribistas, a esos que se creen libres cuando el sistema también los somete. Eso no quiere decir que no tratemos de incorporarlos. No podemos dar el brazo a torcer porque son muchos todavía los que se sienten solidarios con el neoliberalismo, los trabajadores que tienen la esperanza de ascender socialmente para así formar parte de los dominantes y que por lo mismo defienden su caja de caudales; hay muchos desclasados, bastante gente sobornada por el capital y seducida por sus cantos de sirena.

Cada vez son menos, eso seguro. Y esto tiene relación directa no solo con las marchas que protagonizamos en favor de un nuevo Chile, contra la represión del gobierno de Bachelet, contra la brutalidad de Carabineros, contra la educación y la salud de mercado y por la democratización genuina de nuestro país, sino que además tiene que ver con el accionar impúdico y prepotente que demuestra la derecha binominal, esa misma que hoy reprime con más fuerza porque se sabe acorralada: las jormadas de protesta del 21 y del 28 de mayo, la solidaridad que expresamos con la familia de Rodrigo Avilés y el deseo por su pronta recuperación son ejemplos de lo que afirmo.


Alfredo Armando Repetto Saieg

GD Star Rating
loading...

Relacionados:

¿Porqué cambiar el modo capitalista de producción? ¿Qué opciones tenemos?

¿Porqué cambiar el modo capitalista de producción? ¿Qué opciones tenemos?

El alza de precios es consecuencia directa de las acciones llevadas adelante por los actores más concentrados de la economía, quienes tienen la posibilidad de controlar el mercado dada su (Más...)
24 Sep 2015
Algunas enseñanzas que nos deja el mes de la Patria

Algunas enseñanzas que nos deja el mes de la Patria

No existe movimiento político que no haya producido dirigentes que intentaron colocarse por encima de la mayoría. En este caso hay que insistir en lo mismo: no a los que (Más...)
15 Sep 2015
Allende, la organización de lxs trabajadorxs y el cambio social

Allende, la organización de lxs trabajadorxs y el cambio social

El problema es queHay que denunciar su política de falsa "conciliación" para en su lugar plantear la lucha de clases, una batalla frontal contra el estéril reformismo que no (Más...)
10 Sep 2015
A propósito de la muerte de Margot Loyola: los intelectuales y el poder.

A propósito de la muerte de Margot Loyola: los intelectuales y el poder.

Existen intelectuales de todo tipo. Está quien trabaja para mantener el estatus porque cree que favorece sus intereses. Son los que buscan conservar algún reconocimiento, una pertenencia y así defienden (Más...)
18 Aug 2015
El fin del paro de profesorxs: la necesidad de repensar el modelo de educación y de país.

El fin del paro de profesorxs: la necesidad de repensar el modelo de educación y de país.

Por otra parte, países que como Bolivia y Venezuela optaron por la inclusión social logran deshacerse de las consecuencias más brutales del neoliberalismo en un plazo relativamente breve; lo hacen (Más...)
05 Aug 2015
La muerte de Nelson Quichillao y la construcción de la doctrina del miedo

La muerte de Nelson Quichillao y la construcción de la doctrina del miedo

El neoliberal pretende elevar a categoría de "paradigma" lo que no son más que puntos de vista. . Lo hacen porque la Constitución avala sus fechorías, la impunidad y la (Más...)
29 Jul 2015
El modelo de desarrollo, la democracia y el

El modelo de desarrollo, la democracia y el “realismo” del duopolio

Reaccionamos hace años, cuando subcontratistas de distintas áreas denuncian esta situación. Un hito será enero del año 2006, época en la cual la Coordinadora Nacional de Trabajadores Contratistas del Cobre (Más...)
21 Jul 2015
La estrategia del chantaje económico y del realismo político para bajar las expectativas de cambio

La estrategia del chantaje económico y del realismo político para bajar las expectativas de cambio

: este proceso consolida una burguesía trasnacional que se vincula con esa visión del mundo que reivindica las demandas de los centros globales del poder antes que las necesidades de (Más...)
14 Jul 2015