• 30/septiembre/2010 •

Liceos de excelencia

<b>Lisandro Castillo</b><br>Director Educación General Básica Universidad Andrés Bello.

Lisandro Castillo
Director Educación General Básica Universidad Andrés Bello.

Es valioso que exista y se concretice la idea de que en cada comuna exista un Liceo o Escuela de Excelencia. Su cobertura se estima llegará a tres mil alumnos en 11 regiones del país, para luego alcanzar 25 mil, que tendrán la oportunidad de una educación de calidad. Serían 25 los denominados Establecimientos Bicentenario que partirían el 2011, bajo el concepto del «efecto pares»: reunir alumnos de alto rendimiento con otros bajo rendimiento, así estos últimos progresarían más y mejor. Experiencia similar ya existía, en los albores de nuestra patria con el método Lancasteriano, de Joseph Lancaster en Inglaterra (1778 – 1838).

Se busca replicar experiencias exitosas en educación pública, como la del Instituto Nacional, Liceo Carmela Carvajal, entre otros. El objetivo es lograr la movilidad social con mayor rapidez y eficacia. Buena iniciativa, pero que requiere focalizarse en algunos aspectos importantes.

La excelencia educativa llegaría a 25 mil alumnos, un 2% de la cobertura escolar de 7º básico a 4º medio. ¿Qué pasará con el 98% restante? La pregunta entonces es si tienen acceso sólo un bajo porcentaje de alumnos a Escuelas de Excelencia ¿no se verá afectada la cobertura, equidad y calidad educativa? Por otro lado, los alumnos accederán a escuelas con buena infraestructura y recursos, pero ¿qué sucede con los docentes y las metodologías de enseñanza?

El siguiente paso necesario para un país de Excelencia, son muchísimas escuelas de excelencia, con profesores de excelencia y metodologías de excelencia para todos los alumnos.

Lisandro Castillo.

Publicado: 30/09/2010

Relacionados: