• 16/octubre/2020 •

Liderazgo: la clave para un entorno de colaboración en tiempos de crisis

<b>José Renato de Mello Gonçalves</b><br>vice-presidente de Orange Business Services para América Latina

José Renato de Mello Gonçalves
vice-presidente de Orange Business Services para América Latina

El momento por el que está pasando el mundo ha traído muchos cambios en la rutina de las empresas. En estos entornos, en los que el trabajo a distancia no se aplicaba al 100% a la realidad, saber cómo liderar es esencial para fomentar la colaboración entre los equipos, la empresa, sus clientes y socios comerciales.

El aislamiento social puede causar una situación de reclusión, en la que se vuelve especialmente importante mantener una mayor frecuencia de contacto con los empleados, diferente de la que existía en el entorno de la oficina. El líder, más que nunca, necesita hablar con el empleado y comprender que ambos están en un momento más estresante mentalmente y necesitan intercambiar experiencias. Esta es la clave para enfrentar la situación.

Los empleados que tienen hijos, por ejemplo, ahora tienen que ocuparse de las tareas domésticas cotidianas y seguir ayudando a sus hijos con las clases online, o con actividades que los entretengan mientras no regresen al entorno escolar. Yo mismo, mientras redactaba este artículo, tenía a una de mis hijas cerca, mientras nos preparábamos para celebrar su cumpleaños al final del día.

Es necesario gestionar estas actividades, por un lado, nos aporta una experiencia única de poder vivir momentos que nunca imaginamos con nuestros hijos – como presenciar momentos en una clase – por otro lado, requiere atención y tiempo. Luego hay que sumar el trabajo diario, con un mayor número de correos electrónicos y reuniones que surgen debido al aislamiento social. Todo esto puede traer una sobrecarga emocional.

Algunas medidas que creo que el líder de una empresa puede tomar para aliviar la tensión del entorno corporativo en este momento, no sólo para el equipo, sino para sí mismo, implican la interacción entre los miembros del equipo. Aquí, algunas actividades que adopto diariamente y recomiendo:

Utilice el video, no solo el audio: publicar un video en la red de la compañía o hacer llamadas con empleados en los que todos puedan verse es una excelente manera de mantener la conexión humana. Y recuerde, trate a las interrupciones de los niños o de cualquier otro tipo durante una llamada de una manera natural y divertida.

Los líderes también tranquilizan: esta es una actividad que puede comenzar con el CEO de la compañía y ser replicada por todos. Esta figura gerencial y de liderazgo necesita aportar ideas interesantes al equipo sobre cómo le está yendo a la compañía en tiempos de crisis y mostrar que, a pesar de las posibles pérdidas que pueda sufrir, la empresa está tomando medidas para mantener a sus empleados seguros y los negocios en marcha.

Use grupos de mensajes de manera relajada, y no solo para hablar sobre el trabajo: los chats pueden tener otros usos, más creativos y que brinden la recepción y cercanía que su equipo necesita. Tenga un grupo de su equipo donde puedan publicarse selfies, mostrar el nuevo entorno de trabajo e intercambiar ideas de qué hacer con el tiempo que antes se usaba para trasladarse al trabajo, e incluso compartir las ansiedades o las cosas buenas que se han presentado. Esto crea un acercamiento mayor entre las personas en la vida cotidiana.

Haga mucho más que sólo llamadas de trabajo: algunas ideas que ponemos en práctica con nuestros equipos y que pueden ayudarlo a mantenerse conectado con su equipo son reuniones semanales para hablar sobre temas que no están relacionados con el mundo corporativo. Comenzar media hora antes del horario comercial con un café virtual, donde todos traen sus tazas y bocadillos, o incluso terminar media hora más tarde con un happy hour virtual puede ser un valioso tiempo de intercambio para todos. En lugar de centrarse solo en las dificultades o problemas, esto puede crear un entorno más ligero, más relajado e interactivo.

Use el tiempo de los empleados que no tienen tanta demanda, para capacitación virtual, tanto técnica como conductual. E incluso si su equipo está trabajando al 100%, incorporar en la rutina una clase con un profesional especializado en meditación, ergonomía o ejercicios físicos puede traer bienestar y reducir la sobrecarga mental del momento.

En el caso de colaboración con clientes, mi consejo principal es permanecer en contacto constante. Es importante tener una videoconferencia eventualmente para que podamos preguntar cómo van las cosas, hacer una actualización semanal o quincenal, dependiendo de la rutina. Esto lo ayudará a comprender cómo están funcionando sus servicios con el cliente, ya sea que tengan preguntas o necesiten algo.

Es importante comprender que la situación que estamos viviendo es atípica y se aplica en todo el mundo. Las empresas y sus líderes, especialmente aquellos con equipos que trabajan en muchos países, están acostumbrados a los problemas regionalizados, que se resuelven a tiempo en cada ubicación. Pero en este momento, todos tenemos el mismo dolor y, a pesar del aislamiento social, estamos mucho más unidos.

Estamos atravesando un momento único de desafíos y, principalmente, de oportunidades de cambio, y tenemos que aprovecharlos de manera positiva. Compartir las mejores prácticas es una forma de marcar la diferencia y ayudar a las empresas de todo el mundo a generar un entorno de colaboración saludable, y rico en conocimientos e historias.

José Renato de Mello Gonçalves
Vice Presidente de Orange Business Services en América Latina

Relacionados: