• 10/mayo/2010 •

Línea de Pobreza

<b>Mahia Saracostti</b><br>Directora Trabajo Social Universidad Andrés Bello.

Mahia Saracostti
Directora Trabajo Social Universidad Andrés Bello.

El gobierno no actualizará la medición de la línea de la pobreza en la encuesta Casen cuyo estudio fue efectuado en 2009, al cual si se incluirá una medición adicional correspondiente al año 2010 que se concentra mayoritariamente en las zonas afectadas por el terremoto.

Para calcular la línea de la pobreza, Mideplan sigue usando el método de la Canasta de Satisfacción de Necesidades Básicas. Su base es una canasta mínima de alimentación y un factor multiplicador que entrega el costo total de satisfacer las necesidades mínimas alimentarias y las que no lo son.

La Canasta actualmente vigente se elaboró en base a los patrones de consumo de los hogares del Gran Santiago en los años 1987-1988, en circunstancias que desde entonces han ocurrido muchos cambios económicos, demográficos y sociales que hacen necesaria una actualización de la línea de pobreza. Entre estos cambios se incluyen un mayor acceso a bienes importados y al crédito, así como la caída en las tasas de fertilidad de la población y el creciente grado de urbanización.

En 2008, el actual ministro de Hacienda, Felipe Larraín, calificó como «inexplicable» que no se hiciera la actualización de la línea de la pobreza, pues limitaba la aplicación de políticas públicas. Ese año estimó que si se actualizaba la línea de acuerdo a la Encuesta de Presupuestos Familiares de 1997, por lo tanto, los pobres subían de 13,7% a 29%.

La actualización del límite de pobreza indudablemente eleva el porcentaje de pobres respecto de la medición actual. Por ello, de innovarse en el tema, se deben publicar series hacia atrás que sean comparables y que incluyan esta nueva medición.

Mahia Saracostti Schwartzman.

Relacionados: