• 12/octubre/2009 •

Los conservadores de siempre

<b>Carlos Cuadrado S</b><br>
Director Ejecutivo de Grupo Vértice. Periodista. Magíster en Ciencias Políticas.

Carlos Cuadrado S
Director Ejecutivo de Grupo Vértice. Periodista. Magíster en Ciencias Políticas.

Una nueva polvareda en la Alianza por Chile ha levantado el grupo de diputados católicos UDI encabezados por el parlamentario José Antonio Kast, ante la sola elaboración de un documento diseñado por los senadores de su coalición, Andrés Allamand y Andrés Chadwick, quienes proponen avanzar en la discusión para que se regulen las relaciones de pareja entre personas del mismo sexo, tal como lo han comenzado a hacer parte importante de los países que componen la comunidad internacional.

Lo irritante de la postura de estos dirigentes políticos, no es que defiendan a rajatabla sus principios y valores, ya que tienen el pleno derecho a hacerlo, sino que se opongan a cualquier tipo de debate en estas materias y, más aún, que intenten imponer su postura frente a la de la mayoría de los ciudadanos, acudiendo por lo general a organismos no democráticos para resolver la contienda.

De esto surge entonces la legítima pregunta ¿para qué está el Congreso?, ¿con qué finalidad este cenáculo de legisladores postuló a la Cámara Baja si no creen en esa instancia como institución generadora de normas y reguladora de la sociedad?

Es más, todo lo concluyen con amenazas. De hecho, ahora ya han comenzado a vociferar a través de la prensa que abandonarán la campaña de Sebastián Piñera, si éste visa el texto y se alinea con la propuesta, aún cuando su propio correligionario Chadwick ha señalado que la iniciativa está en una fase preliminar de consultas con distintas sensibilidades del sector.

Qué dolor de cabeza se le generará al presidenciable de la oposición en caso de llegar a La Moneda, ya que no podrá abordar ninguno de estos asuntos, sin que antes este grupúsculo de personeros lo amenace con restarse del gobierno, aumentado la desventaja que tendrá desde un inicio en ambos hemiciclos. ¿Qué garantías de gobernabilidad ofrece la Alianza por Chile, si antes de triunfar en diciembre, una ralea de diputados está condicionando su apoyo al líder del conglomerado?

El tema valórico es un clivaje que se instaló en la derecha de manera profunda y por un largo tiempo, dando cuenta de distintas miradas de sociedad en este sentido, como lo fue anteriormente la distribución de la píldora del día después, que enfrentó a los mismos bandos.

Ahora, si se deja de lado la ingenuidad analítica, se puede sospechar de una estrategia del abanderado opositor para aparecer como abierto a debatir este tópico, sin quemarse con moros ni cristianos, pero asumiendo una postura, ya que hasta ahora era el único de los cuatro aspirantes que no se había pronunciado al respecto.

Sí ése es el propósito, se puede anticipar que en los próximos días –ante tan flagrante amenaza- el documento quedará archivado en el escritorio de sus impulsores, a la espera de un mejor escenario para discutirlo, ya que nadie quiere dañar la posición ventajosa del candidato RN.

¿Hacia un partido católico chileno?

La UDI por definición dogmática es un partido de “inspiración cristina”, sin embargo, la mayoría de los preceptos que estos diputados defienden emanan de la Iglesia Católica, debiendo entonces orientar su acción política a conformar un partido de esas características y así no amarrar al gremialismo a una disputa que en ocasiones lo paraliza y desdibuja.

Estas colectividades han existido en diversos países, con resultados dispares, dependiendo de la época y territorio donde se crearon, como el Partido Católico Tradicionalista formado en España en 1918 y que promovía entre otras cosas la unión moral entre el Estado y la Iglesia Católica.

No obstante -en Chile al menos- los tiempos que corren no están para aventuras de ese tipo, ya que la sociedad está cada vez más laica y ávida de que se le respeten sus derechos individuales, por sobre cualquier tutela moral que quiera imponer un órgano de corte religioso o una caterva de dirigentes que dice representarlos.

Carlos Cuadrado S.

Relacionados: