• 15/abril/2020 •

Los desafíos para enfrentar el futuro después de la tormenta

<b>Cornelia Sonnenberg</b><br>Gerente General CAMCHALCámara Chileno-Alemana de Comercio e Industria

Cornelia Sonnenberg
Gerente General CAMCHALCámara Chileno-Alemana de Comercio e Industria

El COVID-19 mantiene el mundo entero en suspenso. Las medidas que buscan tomar los gobiernos van en la misma dirección, independiente de su capacidad económica: testeos y cuarentenas para evitar el colapso del sistema sanitario así como apoyo para empresas y personas afectadas por la disminución forzosa de las actividades comerciales e industriales.

Para combatir las consecuencias económicas de la crisis, el Gobierno Federal de Alemania promulgó en los últimos días un amplio paquete de medidas y regulaciones, como facilitar la opción de trabajo con horario reducido, un apoyo crediticio para las compañías, especialmente las de menor tamaño y la posibilidad de diferir los próximos pagos de impuestos para que las empresas permanezcan líquidas.

Chile también busca adoptar un esquema de trabajo de horario reducido para contrarrestar potenciales despidos masivos de trabajadores, debido a la situación actual. Esto junto con un amplio paquete de medidas económicos orientado en las Pymes.

La combinación de crisis sanitaria y recesión económica constituye un desafío extraordinario, el mayor desde la segunda guerra mundial como lo dimensiona la canciller Angela Merkel.

La manera cómo lo enfrentaremos y nuestra capacidad de colaborar más allá de nuestras fronteras serán determinantes cuando se trata de limitar al máximo el daño para nuestros pueblos, uniendo fuerzas y aprendiendo el uno del otro. Vendrán, sin duda alguna, profundos cambios en nuestros hábitos y en la manera de producir y de convivir. Es hora de reflexionar al respecto, y prepararse para el futuro después de la tormenta.

 

Cornelia Sonnenberg
Gerente General CAMCHAL
Cámara Chileno-Alemana de Comercio e Industria

Relacionados: