• 16/junio/2015 •

Los profesores merecen mayores espacios para expresar sus opiniones

<b>Sergio Baeza Cabello</b><br>
Profesor de Historia y Geografía Licenciado en Historia Diplomado en Gobierno y Gestión Pública Egresado de Magíster en Historia y Ciencias Sociales Como educador, ciudadano, humanista y demócrata, estoy comprometido con la construcción de una sociedad democrática, inclusiva, justa y libertaria.

Sergio Baeza Cabello
Profesor de Historia y Geografía Licenciado en Historia Diplomado en Gobierno y Gestión Pública Egresado de Magíster en Historia y Ciencias Sociales Como educador, ciudadano, humanista y demócrata, estoy comprometido con la construcción de una sociedad democrática, inclusiva, justa y libertaria.

La educación está en el tapete de la discusión pública, lo que es un avance notable, se han realizado modificaciones y se discuten nuevos proyectos que permitan sacar a la educación chilena del status quo de su situación. Sin embargo, cuando se presenta el proyecto de ley por parte del Gobierno al Congreso de carrera profesional docente, aspiración histórica del profesorado, recibe como respuesta el rechazo del gremio docente, de académicos, de políticos, y provoca estupor que un proyecto que supuestamente va en beneficio de los profesores sea rechazado por ellos mismos.

La razón principal del rechazo, es que el trasfondo del mismo está en sintonía con el modelo ideológico y económico neoliberal. En efecto, la nueva carrera docente está diseñada para la competencia lo que generará mayor individualismo, del ya existente, esto va en contradicción de todos los discursos que apuntan hacia una educación más colaborativa.

Una segunda causa de la molestia docente es la nula participación en la elaboración del proyecto, el MINEDUC organizó una jornada en el primer semestre 2014 para que los profesores expresaran sus opiniones sobre diferentes materias educativas. ¿Acaso una consulta, que nunca fue considerada en el papel es la participación necesaria de los docentes en un proyecto tan sensible para éstos?

No, mil veces no. Los Profesores se merecen mayores espacios para expresar sus opiniones, propuestas, proyectos e ideas, no basta con una simple consulta a lo lejos, no basta con que la directiva nacional, por cierto bastante cuestionada por buena parte de los profesores, se reúna con los equipos del MINEDUC, no basta con unos cuantos reportajes televisivos, no.

Los profesores deben ser escuchados y considerados en serio; sus experiencias en aula tienen que ser el mejor ejemplo de lo complejo de su quehacer actual, los profesores se merecían que al menos el borrador del proyecto de carrera docente fuera conocido por los docentes, o mejor¡plebisciten el proyecto en todo el país, en todos los establecimientos educacionales del país!.

Los expertos en educación deben respetar a los profesores que realizan clases en el sistema, pues ellos rara vez han ejercido docencia en el sistema escolar (básica, media), y por cierto que es necesario estar en una sala de clases, no un semestre o un año, sino que 15, 20, 25, 30 hasta 40 años, como miles de profesores deben afrontar en su desarrollo laboral.

La nueva carrera docente no tiene ninguna posibilidad de convertirse en ley si el gobierno no reconoce la relevancia de los profesores a la hora de formular, aprobar y sobretodo ejecutar un nuevo marco legal al desarrollo laboral y profesional docente.

Es de esperar que los docentes no deban seguir desgastándose en una paralización que perjudica a todos los actores educativos, pero que la soberbia gubernamental ha provocado al cerrarse a la participación docente.

 

Sergio Baeza Cabello

Relacionados: