• 06/mayo/2019 •

Materia de Todos

Materia de Todos

Mauricio Gallardo Castro
#Author #Consulting #Business / #BYU#Contents

<b>Mauricio Gallardo Castro</b><br>#Author #Consulting #Business / #BYU#Contents

Mauricio Gallardo Castro
#Author #Consulting #Business / #BYU#Contents

Los asuntos que se presentan hoy como sorpresa, puede que evidencien algunos detalles de cómo se está asimilando una realidad que a decir verdad, enseña que la modernización sigue siendo uno de los temas principales para enfrentar los problemas de hoy, sean sociales, privados como también, correspondientes a solución organizacional, es decir, empresa, política y economía, fundamentalmente. Dentro de este primer acto consolidado, notamos que entre la opinión pública, nacen preguntas interesantes, especialmente cuando se trata de la participación real que tendrán respecto a cambios y formas de interactuar con ello.

Un buen manejo de este tema, puede que sea la clave para soluciones de todo tipo, considerando que el poder de la información siempre será un medidor constante y tan vivo como el que reciba tal señal. No es una amenaza, pero algo tiene si no se toman las correctas medidas en cuanto a facilidad de informar y advertir a tiempo sobre nuevas formas de interacción masiva, además de buscar resultados con mayor exactitud. Es de suponer entonces que, por llevar un mejor manejo de este, las tecnologías involucradas para ello, deben ser sino específicas, de alta convocatoria (uso confiable)

Avances

En términos de desarrollo, entendemos que la participación de un gran universo de usuarios, podría responder en primer lugar, a la alta necesidad de encontrar las más amigables aplicaciones, y sin complicaciones para el usuario. Dicho de otro modo, si estamos por intentar desafiar a los usuarios en dar amplias formas de concreción en la relación usuario/promotor de servicios digitales, a lo menos, el tipo de información y como se presenta, debe ser entendido que es tan importante como el acercamiento hacia la solución. Digamos que esta simple definición se reduce al avance. Sin más, es un asunto puramente de facilidad para el usuario.

Prioridades

La nueva forma de industrialización como también de comunicación, lleva a tomar decisiones de forma tal que, ni el tiempo o las distancias son vistos como un aspecto negativo, quizás, todo lo contrario. Esto quiere decir que la modernización tiene también en cuenta el detalle de convertirse en una prioridad desde todo punto de vista. En cuanto a cómo plantear este voraz cambio, dice de la preparación no solo de la responsabilidad para promoverlo, sin duda que la forma en que se partícipe de ello desde una operación relacionada a tales funciones, también tenga claridad del alto énfasis en los resultados.

Consensos

Ya que se habla de modelos de negocio en que los espacios no son un límite, ni menos una condición para fomentar el desarrollo, podríamos decir que en casos como este, la forma de relación productiva, organizacional y de dirección, tienen un desafío mucho más minucioso, sino, de alto estándar como promoción. Decidimos día a día las formas de mejorar nuestras organizaciones, aunque de ello el objetivo siempre es el elemento principal a evaluar. Esto quiere decir que, cuando deseamos conseguir una afinidad, tomando en cuenta las tecnologías con las que se puede construir el camino, los acuerdos de organización siguen siendo prioridad.

Aplicabilidad

Evaluar qué funciones mejorar y/o directamente eliminar, pone a prueba la eficacia sobre la dirección. Esto ciertamente que las tecnologías no tienen directa relación, a no ser que, de algún modo fallen (dado que la realidad tiene líneas paralelas muy posibles de corregir, se hace parte del proyecto). Por lo pronto, la función de la modernización tiene que ver más con cómo enfrentamos tal atributo, del mismo modo, si nos asociamos bien al concepto de calidad. Hace sentido entonces, hablar de cómo la aplicación (acto seguido de la decisión) contempla que el modo en que se participa de los cambios, dice al mismo tiempo de la eficacia del mismo.

No es menos cierto que, a juzgar por las expectativas, la tecnología tenga muchas ventajas. Sin embargo, la forma en que una organización se compromete para hacer de este un motor relevante en la manera de funcionar hacia el objetivo requerido, considere que un perfeccionamiento constante es parte y alma de la modernización, no un mal entendido. Si hablamos de verdaderos cambios, decimos entre líneas que el buen funcionamiento en gran medida tiene que ver con el buen manejo de estas herramientas.

Al insistir en esta mirada, nos damos cuenta que las capacidades si bien son de por sí otro elemento más en este tipo de proyectos, el mayor valor se lo lleva en la comprensión de lograr tanto metas como capacidad de complemento. En esto, una buena influencia organizativa hace el mayor trabajo. Las tecnologías si bien tienen una participación bastante acogedora, lo mejor está en direccionar correctamente las ideas y llevar de la mejor manera el compromiso de generar una buena y correcta información. Es mucho lo que se puede decir de la modernización de las cosas en distintas líneas de ejecución, aunque lo que importa del todo, es si la organización finalmente cumplió su objetivo.

 

Mauricio R. Gallardo
/WebDSign @mgcconsultingcl

Relacionados: