• 07/junio/2010 •

Matrimonios / Divorcios (Letal estadística)

<b>Loreto Ibañez Fontan</b><br>Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Magíster en Persuasión, Propaganda y Manipulación de Masas. Ha trabajado en varios medios de prensa, principalmente en Televisión. Como discípula de importantes escritores de la talla de Pía Barros, Pablo Simonetti y Andrés Rojo, ha ganado varios concursos Literarios, en un género que ella misma define como "realista y pornosoft... la realidad oculta que cada uno de nosotros lleva dentro".

Loreto Ibañez Fontan
Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Magíster en Persuasión, Propaganda y Manipulación de Masas. Ha trabajado en varios medios de prensa, principalmente en Televisión. Como discípula de importantes escritores de la talla de Pía Barros, Pablo Simonetti y Andrés Rojo, ha ganado varios concursos Literarios, en un género que ella misma define como "realista y pornosoft... la realidad oculta que cada uno de nosotros lleva dentro".

«EL MATRIMONIO ES UNA GRAN INSTITUCION PARA QUIEN ADMIRA LAS INSTITUCIONES». (H. Greele)

Parece que tan mal no estoy, pues si la semana pasada hablé sobre el Mundial de Fútbol, analizado desde el punto de vista de las mujeres, hoy me «creí la muerte», cuando en varios diarios nacionales, leí reportajes y artículos al respecto. Por eso, hoy, en lugar de disculparme, voy a escribir sobre un titular que -para explicar de algún modo inexplicable- me impresionó, por lo poco que llegó a impresionarme.

Y es que en plena portada del diario La Tercera, del pasado sábado, el titular era:

«POR PRIMERA VEZ NUMERO DE DIVORCIOS SUPERA AL DE NUEVOS MATRIMONIOS».

Ante «tamaño notición», no pude más que suponer, que de noticias reales, la contingencia está pariendo poco, o lo que es peor, el equipo editorial de turno, debe tener motivos personales, o simplemente, haber llegado con una «caña» capaz de distorsionar la realidad hasta un punto increíble… digo esto, pues mucho más abajo y con letras muy chiquitas, el mismo diario decía:

«HOGARES AFECTADOS POR LA DELINCUENCIA CAYERON EN 9,4 PUNTOS EN SIETE AÑOS».

Y cuando me dió el afán por el análisis de contenidos, pensé sobre éste último

¿Se referirán a los hogares que cayeron tras el último terremoto? ¿o quieren decir que familia se basa en el «hogar» (o así sea al revés), y al disminuir los hogares, por lógica disminuye también la delincuencia?.

Pero dejándome de risa, me fui a las cifras entregadas por el Registro Civil, ya que el tema de la delincuencia es tan cliché como mis citas célebres favoritas.

Es cierto que todos quienes hemos estado casado, lo hacemos con el sueño sacramental, de que sea para toda la vida, pero si apenas han pasado apenas cinco años desde que en Chile se legalizó el divorcio, y yo misma tengo dos ex maridos, no fue gracias a la nueva Legislación, sino a las antiguas «nulidades». Más falsas que Judas y que mi disfraz de «super woman» los fines de semana por la noche, pero, aparentemente, mucho mas sanas para las partes que decidían terminar con el vínculo matrimonial.

Pese a toda crítica y falta de impacto, reconozco que es fuerte saber que sólo entre los años 2008 y 2009, el número de divorcios creció en un 60%, y las demandas ingresadas, se elevaron en otro 25%… ¿Heavy cierto? PERO (y lo escribo con mayúsculas) ¿qué otra cosa se puede esperar?

Es un asunto de lógica y matemática… ¿cómo no iban a aumentar las cifras de divorcio, si precisamente hace escasos cinco años se creó en nuestro país la ley que lo contempla?

Sentí que me estaban viendo la cara de pelotuda que sé que tengo… es algo tan torpe como decir: «Hace un año que se inventó la píldora anticonceptiva para hombres y hace un año, la cifra de hombres que la toman, aumento en un 75%»… No sé si me entienden.

Pero volvamos a lo que compete. El mismo reportaje agrega, así tal cual:

«Un detalle: los 63 mil detalles dictaminados por los Tribunales de Familia, no coinciden con las cifras que maneja el Registro Civil para 2009 (casi 53 mil). ¿Por qué? La explicación es simple: luego que un juez emite la sentencia, son los propios «beneficiados» quienes deben realizar la inscripción del divorcio en el mismo registro», y ésto ¡¡¡Muchos no lo saben!!!, por tal razón, pese a cualquier dictamen judicial, de no realizarse la inscripción, las partes (¡créanlo!) continúan figurando como casadas.

Esto yo sí lo sabía… (¿lo cuento o no lo cuento?… miren como me hago de rogar jjajjajajaj). No hace mucho, fui invitada a cometer un tercer «matricidio». Ocurrió que mi cómplice, que ya estaba divorciado hace rato, jamás había hecho el trámite posterior (que debe ser realiazdo individualmente por cada una de las partes),y el mismísimo día en que fuimos a «pedir la hora»… La sorpresa fue que el «seudonovio», aún figuraba como casado… asumo que en lugar de hacer un escándalo superior, como hubiera merecido, no pude más que sufrir un ataque de risa que contagió a la funcionaria y enfureció al novio… deben pasar 45 días hábiles desde la famosa inscripción, para que el supuesto divorciado figure como tal.

Cuento corto, mientras el novio refunfuñaba, yo tuve el tiempo suficiente para hacerme la huevona, y aquí sigo íntegramente soltera, pese a las dos veces que me casé y me libré, gracias a las antiguas nulidades. (NO HAY ML QUE POR BIEN NO VENGA… me dijo aquella vez la funcionaria del Registro Civil, y aquel seudonovio, aún me persigue, con su frac ceremonial en su maletín, como tantas minas a las que jamás me pienso parecer, pues nunca he andado yo con el vestido de novia en la cartera)…

Desde entonces me llaman Houdini, como a aquel ilusionista rey de los escapes, porque Bruja me ha dicho siempre, y reconozco que con el pelo más oscuro, bastante me parezco a la «Pata Amelia».

Lo curioso es que sólo por esta semana, y tras leer el famoso artículo sobre la disminución de los matrimonios y recordar mi propia experiencia… ya no estoy leyendo nada sobre Cabronas, pues un sordo soplido de suavidad que alguien me dio el viernes en la oreja izquierda, me hizo poner sobre el velador el libro «Lecciones de Seducción», de Pilar Sordo… y aunque la autora me encanta, sus libros no son precisamente los que me gustan, sin embargo rescato uno de sus párrafos MAGISTRALES:

«Los hombres tradicionalmente machistas se casan con mujeres con las que no «pueden hacer muchas cosas», pero buscan refugio por fuera, con esas con las que «pueden hacer de todo»… eso me recordó aquello de «Las chicas buenas se van al cielo… las chicas malas, pueden ir a todas partes»… Y a mí, me encanta pasear (¿se entiende bien mi *mensaje de código encriptado?

Soltera y atentamente,

Se despide de ustedes

Loreto Ibáñez Fontan.

Publicado: 07/06/2010

Relacionados: