• 15/marzo/2010 •

Michelle, ma Belle

<b>Loreto Ibañez Fontan</b><br>
Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Magíster en Persuasión, Propaganda y Manipulación de Masas. Ha trabajado en varios medios de prensa, principalmente en Televisión. Como discípula de importantes escritores de la talla de Pía Barros, Pablo Simonetti y Andrés Rojo, ha ganado varios concursos Literarios, en un género que ella misma define como "realista y pornosoft... la realidad oculta que cada uno de nosotros lleva dentro".

Loreto Ibañez Fontan
Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Magíster en Persuasión, Propaganda y Manipulación de Masas. Ha trabajado en varios medios de prensa, principalmente en Televisión. Como discípula de importantes escritores de la talla de Pía Barros, Pablo Simonetti y Andrés Rojo, ha ganado varios concursos Literarios, en un género que ella misma define como "realista y pornosoft... la realidad oculta que cada uno de nosotros lleva dentro".

«Michelle, ma belle.

Sont les mots qui vont tres bien ensemble,

tres bien ensemble».

(The Beatles, Rubber Soul, 1965)

No necesito confesar que, por primera vez, mi voto fue a ganador, sin embargo, tampoco necesito decir -ya que no es primera vez que lo digo- que, tras veinte años de Gobiernos de la Concertación (que no critico luego de otros tantos de Dictadura), que Michelle Bachelet me marcó… y quieran o no, marcó la historia de un país machista, no acostumbrado a ser liderado por personas, sino por partidos y mucho menos por una mujer: nuestra «Gordi»

Es obvio que la ex Presidenta también fue electa con el apoyo político partidista de la Concertación, pero más allá de aquello, fue su carisma, su calidad como persona, su condición de madre, de jefa de hogar y sobretodo de mujer, con facha no de estereotipo de revista, sino de chilena común, la que nos llevó a muchos a creer en ella como para convertirla en la primera Gobernanta chilena.

Ya es pasado, es cierto, y el actual Presidente no me desagrada, pues los cambios, más aún políticamente hablando, en general se plasman para mejor, o al menos con esa intención de fondo para quienes asumen los nuevos liderazgos.

Pero hoy quiero hacer no un homenaje, porque me suena a cursilería. Lo que quiero es dar las gracias y una despedida a la primera mujer que se atrevió, que tuvo la garra, el «ñeque» para estar cuatro años al mando de un país que no le fue entregado precisamente en papel de regalo…

Michelle se la pudo; ni siquiera el nuevo Gobierno puede negarlo, y si llegó a hacerse cargo de un Chile un tanto mal llevado, tampoco fue de suerte su salida… uno de los peores terremotos de los que hemos sido víctimas, se encargó de demostrar que como hembra se la pudo hasta el último día.

Me reí el día del traspaso de mando, cuando muchos dijeron que tanto el terremoto, como la réplica enorme en pleno acto, eran la manifestación del ex Presidente Allende en pena, quejándose por Piñera. Macabro chiste, que a quien fuera se le ocurrió, me hizo reír con irónico desparpajo.

Cuento corto, se nos fue Michelle… poco es lo que se puede hacer en cuatro años (nunca supe cómo le afectó a ella tanto grado de ansiedad ante lo que imagino es un exceso de trabajo… ni engordó, ni adelgazó, ¡¡¡yo no postularía a Presidenta ni cagando!!!)

¿Otro cuento corto? Nos llegó Piñera, y digo lo mismo… poco es lo que se puede hacer en cuatro años. Alta le quedó la vara, y no se le viene fácil, porque ¡pucha que llegó terremoteado!

Pero vuelvo a Michelle y le mando un abrazo… no de política, sino de género (no a a faltar el pelotudo o pelotuda que crea que me estoy refiriendo a algún tipo de tela, y de ser así, reconozcamos que la «Gordi» es buena tela)

«A los niños les gusta jugar con soldaditos, y a las niñas, con muñecas. Cuando son mayores es al revés». (Nina Yomerowska)

-¿Se acuerdan cuando la «Gordi» fue Ministra de Defensa?

«Quien sabe gobernar a una mujer sabe gobernar un Estado».

(Honoré de Balzac)

-Pero Balzac no sabía que, muchas veces, quien fue capaz de gobernar un Estado, no fue capaz de gobernar a una mujer.

«En cuanto se concede a la mujer la igualdad con el hombre, se vuelve superior a él».

(Margaret Thatcher)

-No soy feminista y esta señora me carga, pero ¿son o no sabias sus palabras? (al menos estas)

«Ninguna mujer se ha perdido sin la ayuda de un hombre». (A. Lincoln)

-¿Esta frasecita se la habrá mandado Lincoln pensando en mí? Más que seguro si fuéramos contemporáneos… si no, pregúntenme no más por qué llevo casi tres meses viviendo en un piso catorce y con réplicas previas y posteriores al 8.8… Es que ya no habito «puerto» alguno; los Tsunamis son mucho peores que los terremotos.

Atentamente se despide de ustedes, especialmente de Michelle

Loreto Ibáñez Fontan.

Publicado: 16/03/2010

Relacionados: