• 12/septiembre/2017 • Política,Sociedad
A- A A+

Mínimos y Máximos

Andrés Rojo Torrealba

Andrés Rojo Torrealba
Periodista titulado de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Es sesor parlamentario por cerca de quince años, en el Senado y la Cámara de Diputados. Colabora con medios nacionales y regionales, además de virtuales; realiza asesorías para diversas embajadas: y presta funciones como escritor fantasma. Conduce un taller de cuentos y escribe cuentos, novelas y aforismos.
--
Pagina Web

El país se ha ido deslizando de forma paulatina pero sin freno a la colisión entre los valores de la ética y los de la legalidad, con una ciudadanía atenta a cada trasgresión de las normas de la convivencia y una clase política que, salvo excepciones, no entiende esa rigurosidad y se refugia en que está permitido todo lo que no está prohibido por la ley.

El último ejemplo de esta dualidad que va marcando un abismo entre representantes y representados es la denuncia sobre asesorías parlamentarias plagiadas.   Es evidente que no todos son pecadores, pero eso no puede interpretarse como que están todos libres del escrutinio y de la sospecha, o que toda la culpa es de la prensa por cumplir el rol que durante años no realizó.

Es claro también que, lanzada la acusación en período electoral, hay una poca disimulada intención de causar deterioro en las opciones de los candidatos, pero esto es algo que los propios políticos debieron tener en cuenta, esforzándose aún más en prevenir cualquier posible cuestionamiento.

El sentido común dice que si hubo algunas asesorías plagiadas es porque no hubo trabajo, al menos acorde a los pagos realizados, por lo que la sospecha obvia es creer que los dineros se usaron para favores políticos, para apoyar a candidatos o para guardárselo en el bolsillo propio.  Lo grave es que la suma de escándalos ya genera que la duda sobre uno se extienda a todos, y ese es el argumento que usa la Fiscalía para pedir toda la información necesaria.   Como esposa humillada, los acusados lamentan persecución y difamación injusta, sin darse cuenta que una sola falta mancha la reputación del conjunto de lo que se llama clase política.

El problema no es tanto el dinero o el engaño en sí, sino la falta de comprensión respecto a las exigencias éticas que plantea la gente y al hecho que ya no es suficiente el simple cumplimiento de la ley, y menos cuando los cuestionados son precisamente los que hacen la ley.

Las explicaciones no han sido suficientes para el perdón ciudadano, como tampoco se borra la falta con la devolución del dinero obtenido con medios fraudulentos, cuando se sospecha que no se trató de un error sino de una acción deliberada para obtener beneficios a costas de los dineros públicos.

En este sentido, se debe comprender que el mínimo legal ya no basta cuando se pide el máximo ético, que los tiempos en que los políticos estaban a salvo del escrutinio público ya han terminado y que, más que ideologías, la gente quiere corrección en los actos y la decencia de reconocer los errores.


Andrés Rojo Torrealba

GD Star Rating
loading...

Relacionados:

La Unidad de Chile

La Unidad de Chile

Los días de celebración de Fiestas Patrias nos producen la extraña sensación de que es posible la unidad del país, como si sirvieran los numerosos llamados de los candidatos a (Más...)
20 Sep 2017
Poner Orden en la casa

Poner Orden en la casa

Para cualquiera es evidente que la tarea de llevar una casa incluye la tarea periódica de poner orden.   Guardar lo que sirve, botar lo inútil, reparar lo que se ha (Más...)
04 Sep 2017
El “cochino” dinero

El “cochino” dinero

Esta semana se ha producido una polémica por las quejas de dos de los ocho candidatos presidenciales, a raíz de una supuesta decisión de la banca de no concederles créditos (Más...)
29 Aug 2017
El Nuevo Centro

El Nuevo Centro

De manera inexplicable, la Democracia Cristiana, y antes el Partido Radical, han ido perdiendo relevancia como representantes del Centro del espectro político. Teniendo todo a su alcance para servir de (Más...)
31 Jul 2017
Todos Pierden

Todos Pierden

El reciente episodio del informe sobre la situación del Servicio Nacional de Menores (Sename) es un ejemplo perfecto de un hecho en el que todos pierden. Pierden los niños del (Más...)
10 Jul 2017
Ilusiones rotas

Ilusiones rotas

En las elecciones primarias se presentan cinco postulantes a ocupar dos de las candidaturas a la Presidencia de la República.   A estas dos candidaturas se agregarían otras nueve de otros (Más...)
03 Jul 2017
Los árboles no dejan ver el bosque

Los árboles no dejan ver el bosque

Una de las grandes debilidades de nuestra sociedad es fijarse excesivamente en los detalles y anclarse en la contingencia del día a día, sin permitirse una mirada global sobre lo (Más...)
27 Jun 2017
Prometer la felicidad

Prometer la felicidad

En tiempo de campañas electorales es normal que los candidatos prometan casi todo lo que se les pueda pasar por la imaginación, pero al mismo tiempo es inevitable que esas (Más...)
19 Jun 2017