• 16/julio/2009 •

No más Fondart

<b>Carmen Aldunate</b><br>Pintora y dibujante. Pertenece a un grupo de artistas orientados hacia la Nueva Figuración, que hace del arte el refugio de lo imprevisible e imaginario.

Carmen Aldunate
Pintora y dibujante. Pertenece a un grupo de artistas orientados hacia la Nueva Figuración, que hace del arte el refugio de lo imprevisible e imaginario.

Desde su nacimiento se cuestiona el Fondart y creo que hasta sus últimos suspiros seguirá en las mismas condiciones.

¿Es pues, un asunto político en el cual el gobierno de turno -cualquiera fuese su tendencia- “corta el queque«?

¿Son los funcionarios, estos que manejan los fondos, de alguna manera, por decirlo finamente «maleables«?

¿Es un Club Privado, donde sólo entran los amigos de los amigos?

Todo esto se ha dicho y seguirá la polémica «in eternum«, con la defensa de los encargados de turno y los ataques de algunos, a los que sólo los motiva la ira de no haber conseguido una tajadita y, los que como yo, no han creído, postulado ni confiado jamás en el Fondart.

PUES PIENSO QUE NO SE DEBE JUZGAR, ENCASILLAR JAMÁS A NINGUNA DE LAS POSTURAS ARTISTICAS. Sobre todo si es siguiendo el gusto y moda o tendencia del minuto.

El solo hecho de pretenderlo es el acto inmediato de encarcelamiento, privándolo de su más importante cualidad que es, obviamente, la libertad e imaginación.

Esto, hecho con un sólo gesto de aprobación o lo contrario, por personas que por ilustradas que sean; tienen gustos, presiones y objetivos personales, que a su vez pueden ser cambiados drásticamente al cambiar directorio,evaluadores o políticas del momento a otra postura o tan solo unavisión diferente, me parece grave…

Entonces que le queda al espectador, aquel personaje que quiere de verdad entrar de alguna forma a enfrentar una obra (musical, de teatro, de plástica o literaria) pero que como oímos tan frecuentemente «no entiende» y quiere hacerlo. O peor, a ese que por inseguridad se deja arrastrar por la corriente momentánea que lo deriva una y otra vez de norte a sur, dejándolo solo, mareado, más inseguro que antes y tratando de anclarse otra vez más en LO QUE VIENE AHORA.

No. no creo que los jefecitos, esos encargados de dar los veredictos, ni los evaluadores del momento sean unos corruptos,tampoco creo que al evaluar estén pensando políticamente.Trato sólo de pensar, pues así lo creo en la imposibilidad de dejar a individuos, por impecables que sean, en poder de una enorme tijera con la que se atreven a cortar alas, truncar ilusiones o elevar a algunos por el simple capricho de los dioses.Mi propuesta es concreta: No Mas Fondart.

Pero, ¿Qué hacemos con esos fondos?

No existe en Chile un Museo de Arte Moderno. NO EXISTE.El Museo de Arte Contemporáneo, se mantiene en pie sólo por milagros concedidos y malabares de su director.El Museo de Bellas Artes, no sólo no tiene plata para sus ampolletas y eternas goteras, sino, y esto es importante, no puede recibir innumerables exposiciones extranjeras que por supuesto no sólo exigen que no se les goteen sus obras, ni estén en profunda oscuridad, sino que existan salas con la temperatura y la humedad justa.

En estos 3 proyectos hay muchos fondos que invertir (MAC-MBA-MAM).

Fondos destinados a muchos, no fondos a individuos. Fondos creados no sólo para darles libertad a los creadores, sino para producir más de ellos con una visión más abierta.Fondos para aquel que no entiende y el que quiere sólo sentir sin entender. Fondos para aquellos a los que se les podría abrir un mundo diferente.

Si no has visto una manzana jamás, ¿Cómo decir si la entiendes, si te gusta o te repele? Démosles manzanas a TODOS, no sólo a aquellos apuntados con el índice del momento.

Si después de estos tres proyectos, sobran fondos, bueno, sería un milagro fantástico y tengo mil ideas para su inversión…

Carmen Aldunate

Relacionados: