• 30/agosto/2018 •

Pago oportuno

<b>Juan Pablo Salas</b><br>
Gerente de innovación Acepta

Juan Pablo Salas
Gerente de innovación Acepta

La intención de la Ley de Pago Oportuno es buena, pero cae en el error de castigar a un lado antes de incentivar al otro. Es como agregarle peso al lado liviano de la balanza, en vez de alivianar el lado pesado, finalmente todo el sistema termina pesando más.

Actualmente, el mercado ofrece soluciones reales que impulsan el emprendimiento, como bajar los costos operativos para que las pymes sean livianas al principio, también facilitar el financiamiento inteligente para mejorar las tasas y acelerar los pagos, entre otras cosas. Sería más efectivo que el gobierno se concentrara en este camino, proporcionando a las pymes herramientas más expeditas y más livianas que las que entrega y fuerza a utilizar hoy.

Lo propuesto por el ministro Valente es en gran parte una de esas bien intencionadas iniciativas que intentan ser el superhéroe que mantiene a los “malos” a raya, pero parece sostenerse en una política de castigo a los grandes por sobre una de apoyo a los pequeños. Lo anterior tiende a resultar en confrontaciones entre ambas partes y con un resultado predecible.

 

Juan Pablo Salas
Gerente de innovación Acepta

Relacionados: